Por Nicole Lavanchy
24 febrero, 2015

1. La primera cita

¿Existe alguien que realmente disfrute una primera cita? Son lo peor. Hay muchos nervios de por medio. Tienes que conversar con una persona que puede que no tenga nada en común contigo y si te das cuenta que no hay nada de qué hablar en los primeros cinco minutos igual tienes que quedarte al menos una hora para ser educada. Sin mencionar, que nadie sabe como comer en la primera cita. Usualmente las chicas piden una ensalada. Y la verdad es que… ¿Queríamos realmente comer en salada? No. Probablemente queríamos el Panini de pesto y pollo pero sabíamos muy bien que probablemente arruinaría nuestro maquillaje o la posibilidad de una segunda cita que puede que, ahora, ni siquiera queramos tener.


2. Hablando de comida, la comida cuesta dinero

Y seamos honestas, usualmente en el comienzo del período de citas, se asume que el chico pagará. Pero nunca contamos al 100% con eso. ¿Está mal sólo asumir? Quizás. Así que debido a esto, no queremos pedir nada demasiado caro pero tampoco queremos pedir lo más barato del menú. Entonces, ¿Qué puedo comer que me haga ver linda, que no sea ni muy caro ni muy barato y que haga que mi maquillaje se mantenga intacto? No sé, supongo que sólo pediré una ensalada César.

large-8


3. ¿Cómo se hace para conocer gente hoy en día?

Actualmente todos usan internet. Incluso si es tu amiga que intenta presentarte al mejor amigo de su novio, puedo garantizar que antes de que aceptes salir con él revisarás detalladamente su Facebook, Instagram y Twiter. Y con estas páginas de redes sociales nos fijamos en todo. «Creo que se saca muchas selfies,» «¿Por qué tiene eso de foto de perfil?,» «Escribe más tweets que yo.» Esto hace que nos sea aun más difícil escoger.


4. El problema de los sitios de citas es evidente

¡No todas las personas del mundo están registradas en ellos! Entonces, me pongo a pensar. ¿Qué tipo de persona se inscribe en estos sitios? Estoy segura que gran parte son chicas intentando conocer gente nueva, lo que es genial. Ahora pensemos en qué tipo de chicos encuentras aquí. Probablemente habrá varios psicópatas. ¿Qué pequeño porcentaje de estos chicos son decentes, morenos, atractivos, con una altura mayor a 1,80, que sean amable con sus padres y amen los gatos? Ni siquiera estoy segura si este tipo de hombre se inscribiría en uno de estos sitios. Quizás anda por ahí, alimentando gatos.

large-3


5. Con la tecnología se nos olvida cómo hablarle a las personas cara a cara

Dime. ¿Si estás en una situación social incómoda y no conoces a nadie, que harás? A: Conversar con un extraño o B: Mirar Instagram y pretender estar ocupada. Gran parte del tiempo escogemos la opción B. Nos parece más cómodo estar tras una pantalla y esta no es para nada una vida social saludable.


6. ¿Acaso ya nadie tiene citas?

Está bien. Esta es una de las ventajas de usar sitios online. Sabes desde el comienzo que será una cita. La gran mayoría de las personas sólo pasan tiempo juntos hoy en día. ¿A qué te refieres cuando hablas de ‘pasar tiempo juntos’? ¿Esperas algo más mientras que yo sólo creo que esto son dos amigos bebiendo café? ¿Será una situación incómoda? ¿Estamos ambos pensando que es una cita? Soy una chica y lo más posibles es que haya pensado cada una de estas posibilidades varias veces.

large


7. Hasta que encuentres al chico que te guste, tendrás que conocer a un montón de idiotas

Hay tantos de ellos. El ‘chico malo’ que te hace sentir mal contigo misma gran parte del tiempo, sin embargo te quedas con él porque de vez en cuando te hace sentir especial, el chico en el que no se puede confiar, el que siempre te impresiona pero te tiene en la cuerda floja y te mantiene lo suficientemente cerca así que sigues volviendo a él, el chico que es un conquistador y que básicamente coquetea con todo el mundo… y muchos muchos más. Y no es como que estos chicos usaran letreros que te adviertan lo que se viene. Tienes que buscar las señales. Y luego debes decidir no quedarte con ellos. Encuentra a alguien que te trate como te lo merezcas y que te haga feliz. Realmente feliz.


8. Hablas de más

Es fácil mostrarte de forma equivocada cuando sales con alguien porque recién comienzas a conocer a la otra persona y a veces dices cosas que no deberías decir. Puede que estés nerviosa o que tengas un mal día lo que te hará parecer desinteresada. Y en un día promedio con personas que ya te conocen, esto está bien. Sin embargo en una cita, el otro asumirá que así eres siempre. No conocen tus peculiaridades y sólo una cosa que digas puede hacer que te vean de forma completamente diferente. Hay mucho de campo minado en estas ocasiones.

large-7


9. Y también hay juegos

Ya sabes, esperar un par de días a propósito antes de responderles el mensaje de texto, hacerte la interesante, si ellos esperan una hora para responder entonces tu esperarás dos y por supuesto todo esto de ‘no verse demasiado desesperado si realmente te gustan.’ Todos esos juegos. 


10. Si no te gustó, ¿cómo cortas la relación?

Finalmente, si fuiste a la primera o a la segunda cita y decides que esta persona no es para ti, ¿Cómo lo manejas? ¿Serás honesta con ellos? ¿Ignorarás sus mensajes y llamadas? ¿Sigues con algo que realmente no te interesa mantener en el tiempo? ¿O eres tan mala para esto que terminas saliendo con ellos una y otra vez sólo para no ser mala? Estoy segura que todos tienen un método diferente. Básicamente, lo que intento decir es que las citas son difíciles, y hasta que no conozcas a la persona indicada seguirá siendo así.

Visto en Thought Catalog & Imágenes de We Heart It

Puede interesarte