Por Teresa Donoso
3 octubre, 2016

¿Y si no hay nada de esto?

Tener una relación sana y feliz requiere un esfuerzo contante de ambas partes, especialmente es lo que se refiere en crear un espacio de apoyo incondicional donde jamás se oculta información y donde siempre se habla de forma civilizada de los problemas por los que pasa la pareja. ¿Estás con alguien que en vez de enfrentarte habla sobre ti a tus espaldas? ¿Eres de los que prefiere ignorar un problema en vez de resolverlo? Entonces puede que estés en problemas. Sigue leyendo para asegurarte que tú y tu amad@ tienen todas las características necesarias para estar juntos y permanecer en el tiempo.

1. Siempre respetar los deseos del otro y trabajar para llegar a acuerdos

Quizás a ti te gusta hacer algo que a él no, quizás es al revés. Los deseos de ambos siempre serán respetados y de vez en cuando buscarán acuerdos donde ambos cedan de tal forma de que puedan seguir disfrutando de la vida juntos.


2. Jamás guardar secretos

En este caso me refiero a cosas que son de pareja, por supuesto que todos tenemos algunas cosas que no le decimos a nadie, pero si es información que afecta directamente al vínculo que tienes con la otra persona, entonces lo hablas sin pensarlo dos veces.


3. Tener un código estricto para la información que comparten

Jamás revelarías un secreto que te ha dicho tu pareja, ni siquiera a tu madre o a tu mejor amiga y sabes que él haría lo mismo. Sí, puede que tu madre sea muy cercana, pero ¿cómo te sentirías si él le contara algo muy privado tuyo a su padre?


4. No creer que un momento difícil automáticamente significa el fin de la relación

Todas las parejas tienen discusiones y todos, sin falta, pasamos por períodos de crisis. La diferencia está en si es que la persona que está a tu lado sale corriendo asustado, o se queda contigo, igual de aterrado que tú, intentando arreglar el caos. Pista: los que se quedan e intentan trabajar juntos usualmente logran volver a estar bien.


5. Nunca olvidar hablar de sus sentimientos

Puede que estén casados, que lleven 3 años juntos o que estén planeando ir a vivir juntos. Sea lo que sea, el amor no siempre es evidente y aunque lo sea, siempre es lindo escuchar que alguien te dice abiertamente que te quiere y que le importas. No dejes de hacerlo, es algo importante dentro de la relación.


6. No dejar de ser incondicionales jamás, ni siquiera cuando están enojados

No porque estés enojado con tu pareja vas a desearle mal o vas a hacer algo para destruir su carrera o hacerlo sentir triste. Si esta es tu táctica o la de tu pareja, entonces te digo de una vez que no durarán.


7. Preocuparse por los problemas del otro

Tu problema es el problema de tu pareja, no hay división en eso. Jamás se espera que uno de los dos tenga que afrontar una situación difícil por sí mismo.


8. Tener el mismo concepto de fidelidad

Hay cosas que son diferentes para cada pareja y es importante que ambos tengan la misma definición de lo que significa ser infiel. Si para ti hasta intercambiar números con una chica es ser infiel, pero él cree que sólo será infiel si sale con ella y la besa, bueno, llegará el punto en el que uno acusará de infidelidad al otro y no obtendrá la respuesta esperada.


9. Usar cada crisis para unirse más, no para separarse

Pasar por cosas difíciles cambia a cualquiera, pero el secreto de las parejas que duran en el tiempo es que saben usar estos incidentes para reinventarse a sí mismos y a la relación por completo. En vez de distanciarse, dan gracias de haber podido pasar esta dura experiencia con su compañero al lado.


10. Agradecer la presencia de nuestra pareja en nuestra vida

Si siempre sientes que la persona que está a tu lado está “porque sí” o que realmente tú le haces un favor a él/ella con tu presencia en su vida, entonces está mal. Las parejas que duran saben que su pareja podría estar en cualquier otro lugar del mundo, sin embargo, ha escogido estar a su lado y hacer su vida con ellos. No hay que dar a la pareja por sentado, eso es lo más dañino de todo.

Puede interesarte