Por Andrea Araya Moya
13 junio, 2016

¡Te harán la vida más fácil!

Es un hecho que, a muchas mujeres, el usar sostén es algo incómodo y complejo, sobre todo cuando vivimos con el típico problema de la varilla que daña nuestra piel o esas marcas incómodas que nos dejan cuando usamos sujetadores demasiado apretados. Probablemente tu vida sea una eterna lucha con tus sostenes, pues no conoces algunos trucos sencillos que pueden facilitarte la vida, como estos que verás a continuación.

1. Con un solo clip puedes convertir tu sostén normal en un halter

#lifehacks #fashion #fashionhacks #bra #braproblems #straps #girlproblems

A photo posted by Hilary Conly (@hair.by.hilary) on

Si vas a usar una camiseta o blusa con hombros descubiertos y no quieres que los tirantes de tu sostén se vean, entonces toma un clip y engancha ambos tirantes por la parte posterior ¡y listo!


2. Ten unos tirantes extra para cuando quieras usar escote en la espalda

sosten5

Si quieres presumir de ese escote en tu espalda y no tienes el sostén indicado para ello, ¡entonces hazlo tú misma!. Sólo debes añadir una extensión de banda y tirantes.


3. Dale un nuevo uso a tus sostenes antiguos y cóselos a un vestido

sosten2

Le puedes dar un nuevo uso a esos sostenes que tienes arrumbados ahí en tu armario. Cóselos a un vestido y verás cómo le da un mayor soporte, y hasta un nuevo look.


4. Mide tu copa cada dos meses

Siempre es necesario saber qué talla de sostén tienes actualmente y lo ideal es que vayas midiendo cada dos meses la copa de tu sostén, pues los cambios hormonales o de peso pueden alterar tu talla y provocar que ese sostén que tanto te gusta ya no te quede bien.


5. Aprende a medir tu talla correcta de banda

The back story #cocorave #cocoraveswim #swimsuit #brasize

A photo posted by Coco Rave (@cocoraveswim) on

Un truco fácil para hacerlo es poner dos dedos en la parte donde va el enganche. Si tus dos dedos caben de forma justa, entonces es la talla correcta. Si no, entonces necesitas otra.


6. Convierte tu sostén normal en un bralette

sosten6

Si adoras los bralettes, pero no puedes adquirir uno ideal para ti, entonces ¡hazlo! Toma un sostén y añádele el encaje que quieras.


7. Siempre ten un sostén con una banda más grande

Por ejemplo, si eres 36B, entonces ten un 36C, por si acaso.


8. Aplícate crema en la espalda, sobre todo donde va tu sostén

Con esto te olvidarás para siempre de esas molestas y dolorosas marcas del sujetador en tu piel.


9. Usa cinta doble (doble faz o contacto) para usar un sostén sin tirantes

sosten1

Si vas a usar un vestido con hombros descubiertos y no quieres quitarte el sostén, entonces sólo quítale los tirantes y pon cinta doble dentro de tu sostén para mantener todo en su lugar.


10. Hilo y toalla sanitaria para combatir a la varilla asesina

sosten3

¿La varilla de tu sostén siempre te hace daño? Pues si es así entonces toma una toalla sanitaria, córtala en un pedazo pequeño y cósela en tu sostén, de modo que tu varilla no salga.

Puede interesarte