Por Carolina Mila
7 febrero, 2015

Antes de decir “acepto”, haz tu tarea. No lo dejes para después de la boda porque puedes llevarte una sorpresa.

1. ¿Quiere tener hijos?

Esto es muy importante. Debe quedar muy claro. No es justo engañar a alguien sobre si se desea o no tener hijos en el futuro. Así que hay que ser honesto acerca de cuán importantes son los hijos para ti. Y si los dos quieren hijos, entonces ¿cuántos? ¿Sería la adopción una opción? Cosas como estas deben ser discutidas antes de que llegue el momento.


2. ¿Cómo es tu pareja con el dinero?

El dinero es a menudo el motivo más común de peleas en las parejas. Y cuando estás casado esto no desaparece. Incluso puede llegar a empeorar la situación si hay enredos y confusión. Por eso, es importante saber cómo maneja el dinero tu pareja y cuáles son sus actitudes con respecto a él. Vale la pena discutir si desean combinar sus finanzas a través de cuentas bancarias o el pago de los impuestos. ¿Sus deudas también se casaron? El dinero no puede comprar el amor, pero puede arruinarlo.

wedding8


3. ¿Cuál es su relación con su familia?

Los acontecimientos importantes de la vida inevitablemente acercan a las personas a sus familias. Y la forma en que ellas manejan los momentos difíciles a menudo tiene directa relación con sus interacciones familiares. Comprender bien la dinámica familiar de cada uno los ayudará a ambos a sobrellevar los tiempos difíciles.


4. ¿Cómo expresa su enojo?

Todo el mundo se enoja o molesta a veces y todas las parejas están destinadas a discutir. Por lo tanto, ayuda bastante saber cómo tu pareja reacciona cuando está molesta. ¿Se asusta y grita o esconde su mal humor detrás del silencio? Conocer esto te ayudará a aliviar las tensiones cuando las cosas se calienten, y te ayudará a entender su estado de ánimo para así poder ajustar tu comportamiento.

wedding6


5. ¿Tiene sueños o ambiciones profesionales que se estropearían por un matrimonio?

Por todo su esplendor, el matrimonio a veces significa el fin para algunas de las metas o sueños que tienes. Es importante saber a qué cosas tu pareja no está dispuesta a renunciar, ya se trate de viajar por Europa o ir a la universidad, y así analizar cómo podría llegar a afectar tu matrimonio.


6. ¿Cuántas noches apasionadas espera?

El deseo puede variar enormemente de persona a persona. No hay una cantidad de sexo “correcta” en una relación. Si dos personas tienen diferentes necesidades, esto podría conducir a conflictos y resentimientos. Así que es mejor hablar sobre sus expectativas en esta área.


7. ¿Dónde quiere vivir?

La gente tiende a moverse mucho más hoy en día que hace una generación atrás. Es bueno hablar sobre el lugar donde quieren instalar su hogar. ¿Tu pareja se ve viviendo en la ciudad o en los alrededores? ¿O prefieren vivir en otro país?

wedding


8. ¿Quiere firmar un acuerdo prenupcial?

Nada suena menos romántico que un acuerdo prenupcial, y decidir si se debe firmar o no es algo que ha causado mucha fricción en los compromisos. En algunos casos, la suficiente como para cancelar la boda. Así que es mejor hablar de eso más temprano que tarde y averiguar cómo se siente cada uno al respecto.


9. ¿Cuál es su inclinación espiritual?

A medida que las personas envejecen, la religión y la espiritualidad se vuelve más importante. Y como todos sabemos, las diferencias religiosas pueden ser una gran fuente de conflicto entre las parejas. Pero no tiene por qué ser de esta forma. Sólo tienes que tener expectativas razonables y saber en qué te estás metiendo. Si tú no eres religioso, ¿Te sientes cómodo con una pareja que sí lo es? O, si quieres rezar y tu pareja no ¿cómo afectará eso a su vida juntos?


10. ¿Cómo van a dividir el trabajo?

¿Uno de ustedes va a trabajar y el otro se quedará en casa? ¿Van a dividir las tareas domésticas equitativamente? No hay manera correcta o incorrecta. Sólo hay que ser claro acerca de lo que cada uno espera.

large-2

Visto en Aplus y Weheartit.

Puede interesarte