Por Fernanda Peña
12 Mayo, 2017

El coxis, ubicado en la base de tu trasero, en realidad solía ser una cola. 😮

Parece que por estos días elogiar los traseros estuviera de moda, pero en realidad se trata de un elogio milenario. Además de tener su propia tendencia en Instagram, los culos han suscitado diversos temas en la agenda mediática por estos días, y para la muestra, un botón: tenemos a Kim Kardashian con sus infortunadas (aunque en realidad creemos que fueron afortunadas) fotos en México… Parece que por el hecho de que todos llevemos uno atrás, nos creemos con la potestad de saberlo todo acerca de ellos, pero ¿en realidad cuánto sabemos acerca de los traseros? Veamos:

1. El coxis, ubicado en la base de tu trasero, solía ser  una  cola

Mara Parra / UPSOCL

Se llama el cóccix y era originalmente una cola vestigial (rudimentaria). Lo que se sabe es que todos los mamíferos hemos tenido una cola en algún momento de nuestro desarrollo. Pero los seres humanos la perdimos, dado que no nos sirve para gran cosa. Dicen que durante las primeras etapas del embrión en desarrollo, esa cola es visible y después desaparece. Aunque, desde 1884, se conocen 23 casos en el mundo, de bebés que nacieron con cola. 


2. Básicamente lo necesitamos para poder correr y sentarnos

Mara Parra / UPSOCL

Nuestro trasero se compone de los músculos más grandes y fuertes de todo el cuerpo: Gluteus maximus, gluteus medius y gluteus minimus; que son los directos responsables de casi toda nuestra capacidad locomotora. Estar de pie, sentados, caminando, agachados, prácticamente nuestro trasero lo controla todo. En todo el proceso de la evolución humana, estos músculos han sido imprescindibles a la hora de sobrevivir. Sin embargo, algunas teorías recientes apuntan a que nuestras nalgas se volvieron grandes a partir del momento en el que el hombre decidió establecerse como en una vida sedentaria.


3. No vas a creerlo, pero el manatí se mantiene a flote a raíz de sus flatulencias

Mara Parra / UPSOCL

Este mamífero controla su capacidad de flote liberando gases todo el tiempo. Tienen la capacidad de sostener casi estratégicamente los gases, para acercarse a la superficie del agua. Cuando quieren sumergirse de nuevo, los sueltan. Pero como sabemos que aún sigues incrédulo, aquí tienes un video:

Y los humanos… Bueno, lo hacen entre 13 y 20 veces al día. Y es normal, solo son gases producto de la digestión.


4. Las mujeres con trasero grande tienen hijos más inteligentes

Mara Parra / UPSOCL

¿Te suena familiar? probablemente porque ya se había hecho un estudio al respecto, pero en 2010 la Universidad de Oxford decidió ahondar de nuevo en el tema y descubrió que los grandes traseros llevan en su interior una mayor cantidad de ácidos grasos Omega 3. Recordemos que el Omega 3 es el suplemento que envían a las mujeres embarazadas para ayudar al normal desarrollo del cerebro del bebé.

Pero cuidado: el hecho de que tengas un trasero grande no implica que dejes de tomar los suplementos.


5. Las mujeres tienen el trasero más grande que los hombres debido a que segregan más estrógeno

Mara Parra / UPSOCL

Son varios los factores que hacen que el trasero de una persona sea prominente o no: el factor hormonal, la capacidad muscular y la genética. Las mujeres segregan más estrógeno y éste hace que la grasa se acumule en esa área en vez de ir al estómago (que suele ser la parte más prominente de los hombres).


6. Tener un trasero grande es en realidad un signo de buena salud

Mara Parra / UPSOCL

El hecho de que la grasa esté yendo a tus muslos y a tu trasero, te puede estar salvando la vida. Dicen que entre más grasa acumules en la zona del estómago, más propensa eres a morir de un ataque al corazón o por diabetes. Cuando la grasa se te acumula en otra zona, puedes estar viviendo más tiempo.  y esto es justamente lo que te estás evitando cuando la grasa se te acumula en otras zonas.


7. Una “voluptuosa” especie de mosca obtuvo su nombre científico a raíz de Beyoncé

Mara Parra / UPSOCL

Scaptia beyonceae se llama la famosa mosca que ganó su nombre porque su cola recordó a los científicos las nalgas de la estrella pop.


8. Jennifer López tiene asegurado su trasero por una cantidad de dinero ridícula

Mara Parra / UPSOCL

Para ser exactos, por 27 millones de dólares. ¿Te imaginas cuánto puede costar su seguro de vida?


9. Existe una palabra griega para determinar a una persona que tiene un trasero impresionante

Mara Parra / UPSOCL

Es “calipigiano” y traduce literalmente “que tiene el culo bonito”. ¡De nada!


10. Las mujeres en realidad adoran que elogies su trasero

Mara Parra / UPSOCL

Según una encuesta de las revistas Men’s Health y Women’s Health, a las mujeres les gusta que elogien su trasero, más que cualquier otra parte del cuerpo. Así es, ni los ojos, ni los senos, el trasero. Hay estudios que señalan, que los hombres se sienten más atraídos por la curvatura de las nalgas, que por su tamaño real. 

 

Te puede interesar