Por Andrea Araya Moya
24 noviembre, 2015

Dicen lo que quieren, directamente y sin miedo.

La confianza en uno mismo es una de las características fundamentales para alcanzar nuestros objetivos y sentirnos bien con nosotros mismos. Por eso, cuando nos sentimos seguros de quiénes somos, nuestra actitud se destaca y nos evita hacer cosas de las que podríamos arrepentirnos. Así es como nos diferenciamos.

1. No se sienten intimidadas por otras mujeres

No creen que otras mujeres sean más lindas o tengan mejores oportunidades, porque tienen la convicción de que cada una es diferente.


2. No tienen miedo de tomar la iniciativa

No esperan a que alguien les dé lo que les gusta, van y lo buscan. No sienten temor en dar el primer paso en lo que quieren, pues confían en sus capacidades y en ellas mismas. Si alguien las rechaza, ellos se lo pierden.


3. Admiten sus errores y defectos

Reconocen cada error que cometen y se disculpan por ello, sin problemas ni vergüenza.


4. No se quedan al lado de alguien que no las hace sentir bien

Prefieren estar solteras, que mal acompañadas. No vivirán por un amor no correspondido, ni mucho menos por un amor en el que no son valoradas. Prefieren vivir su soltería.


5. Saben cuándo y cómo decir “no”

No prometen lo que no pueden cumplir y no aceptan lo que no quieren sólo para no quedar mal frente a los demás. Prefieren siempre la verdad.


6. Valoran y respetan su propia compañía

Para ellas estar sola no significa sentirse solas, pues valoran su propia compañía y se aman a sí mismas de igual forma.


7. Escuchan la opinión de los demás

Respetan la opinión de los otros y no tratan de imponer lo que ellas dicen. Saben que las críticas también pueden ser constructivas y pueden ayudarles a ser mejor.


8. No envidian los logros de los demás

Al contrario, se alegran con lo que otros logran, sobre todo si también son mujeres. Porque el fracaso de alguien no te hace más exitoso, y eso ellas lo saben.


9. No necesitan que los demás validen su belleza

Conocen y valoran su propia belleza, no necesitan que alguien más les diga lo hermosas que son, pues lo tienen completamente claro.


10. Están abiertas al amor

Ser segura de sí misma no significa que seas una chica que no quiera y no crea en el amor. No se dejan vencer por un amor fallido y aprenden la lección.


11. Dicen lo que quieren, directamente, y sin miedo

Si quieren algo lo dicen, sin sentirse avergonzadas por ello, pues manifestar su propia opinión las hace valorarse aún más a sí mismas. Tal como todos deberían hacer.


12. Expresan sus sentimientos

Admiten lo que sienten y respetan lo que los demás sienten también. No tienen miedo de decirle a alguien cuánto lo quieren, o decir si algo les molesta o les hiere. Valoran sus sentimientos y su persona.

Puede interesarte