Hay momentos en la relación en que sabes que puede significar todo o nada.

Si estás en pareja, habrán ciertas situaciones determinantes o ideas que surgen en tu mente, que serán esenciales para saber cómo seguirán su camino, y a veces, incluso si pueden separarse o deben seguir juntos. Hay cosas que no son fáciles de tranzar y de antemano sabrán que los harán incompatibles, hasta el punto de que cuando se enfrenten a estos temas, dirás en tu cabeza «esto no puede seguir».

Puede sonar radical, pero sentirás que es así de tajante. Son temas que establecen los cimientos de su relación y que ayudará a ver de qué manera proyectarse, o si no existe proyección alguna. Te damos una lista de aquellos cuestionamientos vitales para saber en qué situación te encuentras ahora con tu amor:

1. Ser exclusivos como pareja

Si estás en una etapa aún inicial con tu chico, eso es muy importante. Está bien que quieres que las cosas sigan su curso natural para ver qué tipo de compromiso tomarán, o si solo están saliendo y desean mantenerse así. Esto siempre es tema de conflicto entre quienes llevan juntándose un tiempo y no tienen las intenciones del otro muy claras. Muchas veces, aún si quieres un vínculo relajado, no estarás dispuesta a ceder en cuando a salir con otras personas, en especial si se involucra el ámbito sexual.

Desde este punto, podrías decirle adiós para siempre, o seguir en su dinámica para ver qué les depara el futuro.

pareja8


2. La posibilidad de una relación a larga distancia

Sea por motivos académicos, laborales, u otros, tú y tu pareja pueden tener planes de vivir en otra ciudad, o en otro país (lejos o cerca de tu continente). Y este es un punto crucial, en el que deben – ambos, por supuesto – establecer a qué están dispuestos y a qué no. Si piensan llevar a cabo esta relación con todos los kilómetros de distancia que implica, es porque su lazo es seguro y no es hora aún para terminar. En caso contrario, si existen dudas, es mejor que cada uno siga su propio camino.


3. Vivir juntos en algún momento

Puede que, sin que lo hayas pensado antes, se dieron las circunstancias para que tú y tu pareja se mudaran juntos. Este no es un paso cualquiera, pues debes estar realmente consciente de que tendrás que soportar y ser soportada. Todos los pequeños detalles que solo salen a la luz con la convivencia, se verán expuestos. Y si quieres dar ese paso, debes estar con la disposición de conocer en todo ámbito a tu novio también. Si no están preparados para este paso, puede que no sea el fin del mundo y aún puedan esperar. Todo dependerá del caso.

pareja5


4. Cuando tienes miedo al compromiso a largo plazo

Tú y tu pareja pueden tener una gran relación y llevar ya un tiempo juntos, pero si uno de los dos no se quiere proyectar ni hacer planes a futuro, por temor a que las cosas salgan mal, deben re-evaluar la situación. Vivir con ese temor y no darle la seguridad a la otra persona, es algo que herirá a uno de los dos. Es cierto que nadie sabe lo que puede pasar mañana, pero deberías poder disfrutarla en libertad, sin pensar que todo puede acabar cuando menos lo esperes. La incertidumbre deja huellas de inseguridad, lo mejor que pueden hacer es tratar sus miedos y sobreponerse.


5. Guardar rencor cuando pelean

Mientras pasa el tiempo, más conoces a tu pareja. Si ves que de, cada vez que discuten alguno mantiene el recelo y cada vez que están hablando sobre un tema relacionado, sacan a colación la vez que pelearon o cómo fuiste injusta hace unos meses con tu pareja. ¡Eso no es sano! Sinceramente, si tendrás a alguien junto a ti que siempre estará buscando la oportunidad de sacarte en cara lo que se ha sacrificado por ti o las veces que lo has hecho – sin tener la intención – sentir mal, debes tomar en cuenta que es tiempo de alejarse, o comprometerse a trabajar en este defecto.

pareja9


6. Ser el apoyo que necesitan mutuamente

Estar en una relación implica estar dispuesto a acudir a la otra persona cuando te necesita. Si no están de acuerdo en eso y no brindas el apoyo en momentos importantes, el lazo se deteriorará y se generará una distancia entre ustedes de manera instantánea. Cuando ni tú o tu pareja cederán por el otro, realmente no hay tanto interés como imaginabas.


7. Ser honestos – verbalmente y corporalmente hablando

Expresarte con libertad es esencial. Sentirse cómodo con la persona que compartes la vida es algo básico, pero a lo que no todos le ponen tanta atención. Poder hablar y abrir tu corazón, sabiendo que puedes decir lo que estés pensando sin que te juzguen o se rían de ti, es de vital importancia, así como tú debes estar dispuesta a hacer lo mismo por tu pareja y disfrutar esta conexión. Cuando no tienes esta costumbre tan simple, pero importante, es porque algo está fallando y quizás no estén dispuestos a oír todo lo que el otro tiene que decir.

pareja1


8. Entregar miedos, celos, adicciones y traumas

Se relaciona con lo hablado anteriormente, pero va más allá. No solo se trata de poder ser honestos, sino también de poder confiar todo lo que eres tú, tu emocionalidad y secretos más profundos, a tu pareja. Es ir más profundo en la mente del otro, lo que se dará con el tiempo. Si realmente tu pareja no quiere oír las experiencias que te hicieron las mujer que eres hoy en día, no está tan comprometido y puede que sea hora de replantearte su relación.

pareja18


9. La influencia de la familia

Esto es importante en la medida de cuál sea la relación que tengas con tu familia. Si tienen un lazo demasiado fuerte y ejercen gran influencia sobre ti, o le sucede esto a su novio, la opinión que ellos tengan de ti siempre será crucial. Dependiendo de las circunstancias, puede que se genere tal mal vínculo entre ellos, que lo mejor sea dar un paso al lado para evitar la incomodidad a la otra persona. Este es un punto difícil, que realmente queda al criterio de cada uno, pero es definitorio para muchas personas.


10. Cuáles son sus expectativas en la vida

Concordar o hacer compatibles sus sueños, metas, ideales y valores es algo que los mantendrá unidos, o los distanciará. Si cada uno tiene aspiraciones por las que el otro no quiere ceder ni llegar a un equilibrio, es porque aún privilegias tu vida en solitario que como pareja. Si estás en esta situación, es mejor que dejes de perder el tiempo y que alguno de los dos pueda atreverse o dar el adiós.

pareja25


11. ¡Dinero!

Especialmente si ya están viviendo juntos o planeando un futuro en común, el dinero es algo muy importante. Comenzarás a fijarte en cómo lo administra tu pareja, y él contigo. Deben ponerse de acuerdo en cómo manejar las finanzas y en qué cosas les disgustan del otro en este tema. De esta manera, verán cómo acomodarse el uno con el otro, para poder seguir con la vista fija en sus planes de a dos y avanzar como pareja.


12. Cuánta química tienen

Esto es obvio, pero en especial con el tiempo, algunas parejas lo olvidan. ¡Es vital tener química! Mantener el contacto físico con tu novio, que sientas de todo por él. A veces comenzamos a asociar las emociones que nos genera a hábitos y lo volvemos rutina. Lo que no está mal, ¡mientras sintamos algo! Lo peor sería no tener ningún tipo de atracción, ni física ni emocional, estar con él porque ya se ha vuelto un hábito o porque es mejor que estar sola: ¡no caigas en ese juego! Ambos se merecen algo mejor, y si no están aprovechando de la química que tienen, quizás ya es hora de terminar. Si es el caso contrario, ¡sigue disfrutando!

Imágenes de We Heart It.

Puede interesarte