Por Nicole Lavanchy
24 abril, 2015

1. Si es que aún no lo sabes, te transformas en el FBI buscando el nombre de la &%/)/ que ocupó tu lugar

 6

2. Y una vez que lo tienes, revisas su Facebook, Instagram, Twitter, y todas sus cuentas en las redes sociales

 4

3. Ves todas sus fotografías, incluyendo el álbum del cumpleaños de su abuela en 2007

10

4. Y evidentemente le pones “me gusta” a una. Ups

 9

5. Te juntas con tus amigas y siempre hay algo malo que decir de ella

12

6. Y te lo bebes todo porque “estás sufriendo”, está permitido

 7

7. Y tus amigas te repiten una y otra vez que “tú eres mucho mejor que ella” en todos los sentidos

 13

8. Quieres que algo de eso sea objetivamente real así que te inscribes en el gimnasio y empiezas una dieta estricta para lucir increíble

 8

9. Y te pones a “salir” con un tipo que ni siquiera te gusta, solo para que él sepa que tú también estás acompañada

 14

10. Publicas fotografías haciendo cientos de cosas para demostrar que estas “perfectamente bien”

 12

11. Te encuentras con sus amigos y haces como que nada ha pasado. De hecho, les quieres mostrar que nunca habías estado mejor 

 5

12. Y cuando te encuentras con tu ex y su nueva novia, tratas de actuar normal y te haces la sorprendida como si no hubieses sabido nada de esto, y le preguntas por cosas personales como su familia para dejar en claro que fuiste parte de su vida

3

13. Y luego llegas a tu casa a llorar 

 1

14. Pero finalmente, una vez que lo superas, estás feliz de que él esté bien 

2

Puede interesarte