Por Andrea Araya Moya
15 julio, 2015

1. La alarma del despertador es el peor sonido del mundo

2. Y dejar la comodidad de tu cama, mientras toda tu familia duerme, es una tortura

3. Tu mente no funciona de manera activa hasta las 10 a.m

4. Porque las horas anteriores estás calculando las horas para volver a dormir

5. Y porque antes de las 10 a.m no te consideras prácticamente como una persona

6. Levantarte temprano los fines de semana no está dentro de tus opciones

7. No crees en que todo sea bueno si madrugas

8. Apagar la alarma los fines de semana es lo más satisfactorio

9. Los «5 minutos más» no funcionan contigo

10. Crees que tu cama tiene una especie de imán adherido a ella

11. Quedarse durmiendo mientras otros se levantan es absolutamente genial

12. Todos tus amigos saben que no pueden llamarte tan temprano

13. Sueles leer artículos que te ayuden a «estar más despierto» por las mañanas

14. Tiene que pasar algo muy importante para que te levantes temprano

15. De lo contrario, podrías dormir hasta el mediodía si quisieras

Puede interesarte