Por Sole Ramírez
23 agosto, 2016

Cuando el sueño nos llama, debemos atenderlo. Sea donde sea.

¿Cuántas veces desearíamos estar en nuestra cama en vez de estar en cualquier otro lugar? Y es que sólo las personas que amamos dormir por sobre todas las cosas sabemos que no hay nada mejor que darle ese regalo a nuestro cuerpo ¡él lo merece! Después de todo, estamos todo el día moviéndonos y a veces se necesita la ayuda de una pequeña siesta para recomponerse. Claro, lo ideal sería hacerlo en un lugar cómodo, pero cuando el sueño nos llama debemos atender. Sea donde sea.

1. Como esa vez que decidiste ordenar tus cosas y… terminaste durmiendo sobre ellas

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

2. O simplemente en el lugar donde debías ubicarlas

niños2
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

3. El día que fuiste de compras y decidiste probar el producto antes de llevarlo

niños18
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

4.Y en tu casa notaste que no era tan cómodo como esperabas

niños8
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

5.También cuando llegó el día de la cita de pizzas y películas que habías esperando toda la semana

niños10
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

6. O cuando tu cita con el baño te tomó más tiempo del esperado

niños6
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

7. Esas veces en las que la fila del supermercado no avanzaba

niños9
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

8.O tus compras simplemente se veían demasiado cómodas

niños15
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

9. Porque todo parece cómodo cuando tenemos mucho sueño

niños17
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

10. TODO

niños5
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

11. Incluso ir de compras a nuestro lugar favorito nos parece un fastidio

niños7
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

12. ¿Para qué ir de compras si con la ropa que tengo no necesito nada más?

niños12
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

13. Finalmente, esa vez que estabas tan cansado que no te importó que tu jefe te descubriera durmiendo en la oficina

niños4
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

14. O esas reuniones en las que intentaste parecer alguien pensativo, pero todos sabían que en realidad estabas durmiendo

niños19
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

15. Pero gracias por intentarlo…

niños16
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

Una vez leí que nunca hay que dejar de soñar, entonces ¿por qué conformarse con 8 horas diarias si yo puedo dormir más? Que nada nos impida soñar. NADA.

Puede interesarte