Por Andrea Araya Moya
10 julio, 2015

1. Escuchar un ruido en la noche es lo peor

2. Prefieres pedir comida que cocinar tú misma

3. A menos que alguien vaya a visitarte

4. No tienes con quién turnarte para lavar los platos

5. O para lavar tu ropa

6. Que se te queden las llaves dentro de tu hogar es simplemente desesperante

7. De hecho, quizá estás comprobando si las llevas contigo o no

8. No siempre tienes ganas de bañarte

9. Ni tampoco de quitarte el pijama para andar en casa

10. No tienes a nadie que quite la basura por ti, o que abra la puerta

11. Si te enfermas tienes que cuidarte sola

12. Aunque tu mamá siempre llega a ayudarte

13. De hecho, sueles llamarla seguido para preguntarle cualquier cosa

14. Los karaokes o bailes en solitario suelen ser frecuentes

15. Sin embargo, amas tu independencia y tu propio espacio