Colaboración por Jessica Landero
Amante de vivir libre y apasionadamente, estudiante de negocios a la par. Soy el balance entre una mente fría y un corazón que late fuerte.

No hace mucho, mientras hablaba con mi mejor amiga, llegamos a ese tema que a muchas nos dejan pensando por días, especialmente cuando se trata del amor. La pregunta que nos hacíamos era una difícil de contestar: ¿realmente era posible enamorarse de personas diferentes a lo largo de nuestra vida? Es claro que existen muchos amores en la vida y cada uno muy diferente, sin embargo, no se puede negar que cada uno deja su huella significativa y hace de ti la persona que eres; desde el idiota que más te lastimó, hasta el verdadero amor de tu vida, todos forman parte de tu historia y es bueno saber identificarlos.

Para ayudarte a comprender todos estos diferentes amores comencé esta lista de los más importantes amores que nos encontraremos, pero les aclaro, ni en 10 vidas podría llegar a incluirlos a todos, pero este es ciertamente mi mejor esfuerzo.

1. El amor que te ayuda a crear tus ideales

2278

@sadibgl

Generalmente es el primero o el segundo, esa persona que llega a ti cuando aún no tenías las cosas clara. Aunque puede que las cosas no hayan funcionado, lo más probable es que él te haya ayudado a formar tu personalidad y a saber qué cosas realmente buscabas en una pareja.


2. Tu primer amor

Llega después de algunas relaciones de pequeños en los que sólo te dabas la mano. Cada vez que lo ves sientes que tu corazón no podría latir más fuerte y aunque a veces puede que él se convierta en tu amor verdadero, muchas veces nos enfrentamos a la primera situación en la que alguien nos rompe el corazón. Es muy difícil dejarlo ir, porque es común pensar que no encontraremos a alguien al que le tengamos la misma confianza y el amor, pero créeme… ¡Si es posible!


3. La revancha

2280

@sadibgl

Aunque suene cruel o frío, después de tu primer corazón roto, llega el momento de sanarlo. Erróneamente pensamos que la única manera para hacerlo es dejar de sentir y disfrutar la vida sin que nos importe nada más. Ten cuidado, porque es posible que pronto los sentimientos vuelvan a traicionarte y claramente no quieres romperle el corazón a nadie ni menos que te lo vuelvan a romper a ti.


4. El que sí, pero no

Éste es más complicado de explicar, pero estoy segura que la mayoría lo han vivido. Es la persona que nos divierte, llama nuestra atención, e incluso hasta llegamos a querer; pero siempre existe un motivo u otro que no nos deja ser.


5. El complicado

2274

@sadibgl

Éstos nos traen tantos dolores de cabeza. No sabe si quiere o no una relación seria; puede que si te quiera y sabes que tú también a él. El problema es que así como en la mañana puede despertarte con un mensaje de buenos días, por la noche no te contesta y así pasan los días. Él no sabe lo que quiere, ni lo que busca, así que en general es mejor dejarlo ir.


6. El player

Estos son tan amados y tan odiados al mismo tiempo. Es aquél que se sabe guapo y que sabe perfectamente lo que quieres escuchar porque le ha funcionado cientos de veces. Te enamoras porque te enamoras, pero cuidado porque se lo dice a todas.


7. El niño bueno que es demasiado bueno

2275

@sadibgl

Nosotras podremos ser dulces y amables, pero éste tipo siempre nos va a hacer ver como las villanas. Lo amas, nunca pelean, no sale, todo lo que quieres lo tienes y te trata como a una reina; pero a fin de cuentas, nos llega a fastidiar. Por más buena y paciente que seas, terminas por dejarlo.


8. El niño malo que es demasiado malo

Y así como bueno, también existe el extremo malo; con la mera excepción de que como todas unas mujeres complicadas, siempre terminamos más clavadas del niño malo. Te aviso (para que no te decepciones después) él no cambia por nosotras, ni por nadie, cambia hasta que él así lo decide pero puedes llevarte la vida esperando a que eso pase.


9. El adulador

2276

@sadibgl

Con éste ejemplar ni ganas te dan de ponerle azúcar a tu café. A todas nos gusta un piropo de vez en cuando, que nos hagan sentir bonitas, deseadas y queridas; pero éste tipo de amor es insoportable y eso nos lleva de nuevo a la teoría de que los extremos nunca resultan bien.


10. Tu versión en hombre

Te sientes tan identificada con él, que parece que te puede leer el pensamiento. La misma música que escuchas, la comida que te gusta, tu círculo de amistades, o sus lugares favoritos; te sorprende lo mucho que comparten sus gustos y eso hace que definitivamente pienses que es tu alma gemela, y puede ser que si, pero existe el otro lado de la moneda, necesitamos un complemento, no un clon.


11. El inalcanzable

2277

@sadibgl

Es aquél que crees imposible, tu amor secreto de siempre, el mejor amigo de tu hermano mayor. Muchos pensarán que éste no puede contarse como un tipo de amor, y yo contesto, ¡cómo que no! puede que esa relación realmente nunca llegue a ser, pero no hay amor más noble que aquél incondicional que da sin recibir nada a cambio.


12. El dependiente o aprehensivo

No puedes ir ni al cumpleaños de tu abuelita porque ahí tiene que estar contigo y que bonito que te quiera acompañar, pero el espacio personal es parte indispensable de una buena relación. Él te siente más como propiedad y terminas dejándolo porque te ahoga.


13. El que se cree tu papá

2279

@sadibgl

«Y nada más con que no llegues a las 12, porque voy por ti a la fiesta dónde según están sólo tus ‘amigas'», y no, no era tu papá el del mensaje, si no tu novio. Tu papá tiene el derecho de poner sus reglas, tu pareja no. No digo que vayas a ir por la vida gozando de libertinaje, siempre se debe respetar a la pareja que amas, pero el amor nunca es justificación para querer controlar o mandar.


14. Tu mejor amigo / no sé si lo quiero de novio

Éste es una complicación en toda la extensión de la palabra y por lo general no tiene finales felices. Se conocen perfecto, y esto puede ser bueno y malo. En este tipo de amores la única solución es decidirte a hacerlo o simplemente dejarlo ir.


15. El amor de tu vida

2281

@sadibgl

Por último en mi lista y sin embargo el más importante, después de mucho divagar, de experimentar, de vivir viene tu verdadero amor. Es la persona que llega como si fuera la pieza faltante en el rompecabezas de tu vida, aquel que lo cambia todo y que confirma que has llegado a ese momento en el que te amas lo suficiente como para amar a alguien más de esta forma.

Creo que a todos nos tocan distintas historias, diferentes amores, muchas experiencias, y todo es de algún modo positivo. Cada vivencia nos deja un aprendizaje, y nos prepara para lo mejor. Tal vez no va a ser fácil encontrar al «indicado», pero todos los días son una oportunidad que la vida nos da no sólo para buscar el amor en alguien más, sino que también para encontrar el amor que nos tenemos a nosotros mismos.