Por Pilar Navarro
27 abril, 2015

No es que no quiera verlos, es que mi vida es completamente diferente ahora.

Queridas mejores amiga y mejor amigo (el único hombre del grupo) quiero decirles que los quiero mucho y que los extraño. Todos los días me acuerdo de ustedes y de lo bien que la pasábamos antes y espero que no me odien por nunca tener tiempo ahora. Si soy honesta, tenía una idea muy diferente de como serían las cosas. Cómo sé que muchas veces puedo explicar lo que siente a través de la escritura mucho mejor, he decidido explicarles punto por puntos todo lo que me está pasando… y lo diferente que pensé que todo sería.

1. La rutina de mi bebé

Lo que yo pensaba: Tendré horas programadas de descanso y diversión para mi bebé. De vez en cuando conseguiré una niñera y saldré con mis amigos. No hay razón para sentir culpa, pasaré mucho tiempo con mi bebé y luego tendré tiempo para mi también porque es sano.

Lo que pasó realmente: Mi bebé tiene horarios erráticos para dormir y comer. Mi esposo llega muy cansado por las tardes del trabajo y la verdad es que el dinero no alcanza para conseguir una niñera. De cualquier forma, llegan las 8 de la noche y ya estoy demasiado cansada.


 2. Mis propias actividades

267
Fuente: We Heart It

Lo que yo pensaba: Seguiré haciendo lo que me gusta, intentaré seguir con mis pasatiempos aunque es probable que sea más difícil, pero claramente no imposible.

Lo que pasó realmente: Mi rutina se construye en base a la rutina de mis hijos. Me levanto a correr antes que despierten, intento escribir o leer mientras duermen la siesta, y en la tarde descanso luego de darles de comer y acostarlos.


 3. El tiempo que paso con mis hijos

Lo que yo pensaba: Pasaré mucho tiempo con mis amigos, les enseñaré cosas y les demostraré todo mi amor.

Lo que pasó realmente: He tenido que comenzar a trabajar, durante el día se quedan con mi madre o con mi suegra. En las tardes quiero estar con ellos porque los he extrañado mucho, y porque me siento la peor madre del mundo aunque sepa que no es verdad.


 4. Las tareas de mi hogar

265
Fuente: We Heart It

Lo que yo pensaba: Es muy sencillo mantener mi hogar limpio, no es tan grande tampoco. Puedo limpiar los pisos un día y dedicarme al baño y la cocina otro. Tengo mucho tiempo libre para criar a mis hijos y mantener mi casa implecable. Nadie puede detenerme.

Lo que pasó realmente: Las tareas de mi hogar me consumen y nunca termino de limpiar. Es algo que disfruto pero también algo que me deja exhausta. Intento hacer cosas mientras los niños duermen, porque claramente es muy aburrido pasar tiempo con una madre que sólo limpia y lava.


 5. Las horas de sueño

Lo que yo pensaba: Muchos padres llevan a sus hijos a diferentes eventos con ellos. Claramente no llevaré a mis hijos a una fiesta, pero será divertido juntarnos en las tardes de vez en cuando y que pasen tiempo con mi bebé.

Lo que pasó realmente: Salir de casa es difícil, y cuando lo hacemos, debo vigilar cuidadosamente si es que mi hija necesita su hora de siesta o no. Es por esa razón que siempre nos vamos más temprano, aunque parezca que la bebé no tiene sueño aun. Ya no sé que me hace sentir peor, no verlos o verlos por media hora.


 6. El tiempo que tengo para mi

264
Fuente: We Heart It

Lo que yo pensaba: Cuando tenga tiempo para relajarme, claramente lo usaré para ver a mis amigos y seres queridos. Ellos me darán toda la energía que necesito para seguir moviéndome.

Lo que pasó realmente: Los momentos que tengo para mi con muy pocos, y cuando logro conseguir 30 minutos o una hora para estar tranquila, usualmente sólo quiero estar sola, ajena a todas las preocupaciones del mundo.

Amigos, los quiero igual que siempre. La maternidad me ha traído toda la felicidad del mundo y también tiene mi vida de cabeza. Espero que la próxima vez que sugieran que salgamos recuerden que me siento muy mal por tener que decir que no otra vez. Las puertas de mi hogar siguen abiertas, en caso que quieran venir a ayudarme a preparar papilla, ver el último capítulo de la última serie infantil y hablar en el sofá hasta que me quede dormida (9 pm).

Puede interesarte