Por Camila Cáceres
7 septiembre, 2016

La mayor parte de tus éxitos se deben a tener grandes planes, no a la energía con la que los ejecutas.

Existe un tipo muy particular de ser humano en el mundo que logra combinar las cualidades más profundas del letargo y un deseo maniaco de triunfar en la vida. No sé cómo logran sobrevivir, pero sé que poseen una cantidad exacta de características que de alguna forma los vuelven exitosos: Su pereza se presta a su deseo de innovar y les hace la vida más fácil.

Aún así, nadie sabe cómo viven: Esconden su cansancio bajo la alfombra o no tienen la energía para celebrar sus logros, así que nunca sabes en qué están. Puede que ni siquiera sepas que eres uno de ellos, así que aquí vengo a ayudarte a diagnosticarte a ti mismo o hablarte de estos milagros de personas que combinan lo mejor o peor de todos los mundos.

1. O lo haces todo o no haces nada

pexels-photo-92323-large
pexels.com

No hay un punto medio. Trabajas 14 horas diarias y preparas platos organico-veganos para ti y todos tus colegas mientras planeas una reinvención entera de tu vida o estás tirado en cama sin moverte viendo Netflix una semana. 


2. A pesar de tu vida llena de extremos, eres muy equilibrado

pexels-photo-54283-large
pexels.com

Y al final, tus niveles de energía son proporcionales como los de todos, sólo son más extremos.


3. Te cuesta muchísimo decidir cosas, y la disyuntiva más grande siempre es entre lo mejor y lo que es más fácil

person-holiday-vacation-woman-large
pexels.com

Siempre te complicas entre el objeto de tu deseo, que es muy costoso, o el que se acomoda a tu presupuesto y que sabes que deberías comprar. Parado entre trabajar más y crear el producto perfecto o descansar, porque sabes que lo necesitas. Siempre es un combate épico entre lo mejor versus lo más fácil, y es una guerra que estarás peleando hasta que encuentres un punto medio o termines algo.


4. La mayor parte de tus éxitos se deben a tener grandes planes, no a la energía con la que los ejecutas

person-woman-apple-hotel-large
pexels.com

Siempre encuentras formas más rápidas, fáciles y mejores de hacer cosas… hasta que te encuentras con que te has convertido en tu propio jefe. Pensar fuera de la norma se te da más fácil que respirar y eso es algo que todo el mundo aprecia.


5. Aborreces el concepto de cómo las cosas “deben ser”

people-woman-girl-technology-large
pexels.com

No podrías vivir una vida “normal” por mucho que te esfuerces, y no deberías. No tienes deseos de seguir un estilo de vida predeterminado y ves a través de las estructuras que existen y todas las formas en que son terriblemente ineptas e innecesarias. Es tu intolerancia por lo que “se supone que se haga” que te lleva a innovar tu vida (y la de otros, de paso).


6. Eras un estudiante promedio… que de pronto es un “brillante” adulto

pexels-photo-large
pexels.com

No tenías interés en llenarte la cabeza o perder el tiempo con lo que no te importaba. Pero cuando algo toma tu atención, te obsesionas y te vuelves un experto en el tema al mes.


7. Estás tirando todas tus posesiones materiales o guardando con celo un cachivache de hace cinco años

fashion-coffee-time-lifestyle-large
pexels.com

Sientes que las cosas no sirven o tienen todo el significado del mundo. No sientes esa idea común y corriente de, “me gusta, creo que lo guardaré”. O te obsesiona o te ocupa espacio donde podría ir algo importante.


8. No tienes citas

love-pen-bed-drinking-large
pexels.com

O comienzas relaciones en que sabes que el tiempo y la energía que les dedicas valdrán la pena, o no te molestas. Tener citas casuales te parece una perdida de tiempo.


9. Tienes un par de mejores amigos muy cercanos y ya

bench-people-smartphone-sun-large
pexels.com

Deseas que te quieran y pertenecer a un grupo igual que el resto de la humanidad, pero no tienes suficiente paciencia para tragarte conversaciones superficiales con gente que al final sólo verás una vez al mes. ¿Para qué molestarte?


10. Haces diariamente listas de cosas por hacer con una docena de ideas

pexels-photo-131979-large
pexels.com

Y sólo acabas una cuarta parte antes de que te parezca mejor echarte en la cama y abrir un libro. Es como si la simple idea de las cosas que deberías y podrías hacer te alegra.


11. Eres una persona de ideas GRANDES

pexels-photo-25543-medium
pexels.com

Puedes hacerte un concepto mental de cómo te gustaría que resultaran las cosas, formular métodos, ideas, diseños para que resulte… pero no llevarás a cabo nada excepto las partes que parecen fáciles.


12. Eres extraordinariamente introspectivo

pexels-photo-27411-large
pexels.com

Si hay algo en lo que no eres perezoso es eso. Quieres saber qué es lo mejor para ti y sabes que la ruta que llevas en tu vida sólo la puedes demarcar tú.


13. O estas vestido de gala o preferirías estar en pijama y se nota

woman-legs-girl-grey-large
pexels.com

Cuando te parece apropiado, eres capaz de convertirte en alguien a la moda, con estilo, elegante, ¿pero el resto del tiempo? Que agradezcan que la ropa está limpia.


14. Idealizas la simplicidad y el minimalismo

pexels-photo-112657-large
pexels.com

Pero no tienes el autocontrol para tomar ese estilo de vida, aunque tratas. Y tratas.


15. O estas limpiando todo lo que posees o tu hogar se vuelve un museo de tazas

pexels-photo-129062-large
pexels.com

Es posible encontrarte escobillando las rendijas del suelo con un cepillo dental igual que ignorando bolsas de plástico tiradas desde la última compra. Te gusta la idea de “una vida nueva”, pero luego de los dos días te deja de parecer práctico.


16. Al final, tu verdadero objetivo es uno: ¿Cómo puedo vivir bien con el menor esfuerzo?

pexels-photo-101063-large
pexels.com

Quieres ser feliz. Quieres estar estable y feliz y sentir que tienes un propósito todo el tiempo, pero mientras te resulte fácil. 


17. Sólo haces las cosas que no te parecen trabajo duro

pexels-photo-46100-large
pexels.com

Según tu opinión por supuesto. Y ese es el secreto de tu éxito: Es posible que vivas abocado a tus pasiones porque no te da la energía para hacer otra cosa, pero lo que a ti te parece fácil es relativo a tu variada gama de intereses obsesivos y no al común de la gente. No sólo te sales de la norma, sino que creas una para ti, más cómoda y eficiente.

¿Eres uno de ellos?

Puede interesarte