Por Andrea Araya Moya
5 enero, 2016

Las caras que pones son más graciosas que sensuales.

Ser sexy es una cosa de actitud y de mostrar sensualidad en lo que haces para conquistar a quien quieras. Muchas mujeres son sexies por naturaleza y sin demasiado esfuerzo. Sin embargo, hay algunas que simplemente no saben ser sexies y que cuando intentan serlo se ven más graciosas y tiernas que sensuales, pero no es algo que les quite el sueño o las haga sentir mal. Simplemente demuestra lo auténticas que son.

1. No le crees a quienes te dicen que eres sexy

2. Porque, según tú, no es algo que sepas hacer

3. Tratas de ser sexy, pero siempre sales herida

4. Si te piden que poses de manera sexy para una fotografía no sabes cómo hacerlo

5. Ni siquiera si practicas durante horas

6. Simplemente el resultado no es el que esperas

7. No sabes cómo lucir sexy cuando el viento mueve tu cabello

8. Ni cuando debes mirar con cara sensual a alguien

9. A veces, incluso, terminas haciendo el ridículo

10. Y a veces te pones demasiado nerviosa como para mostrarte sensual

11. Las caras que pones son más graciosas que sensuales

12. Tus bailes suelen ser muy graciosos

13. Y tus pijamas son más parecido a esto

14. De hecho ni los disfraces de halloween son sexies

15. En tu armario no existe ropa sexy

16. Y, cuando te dicen que seas más sexy te confundes

17. Aunque te cueste, sabes que la sensualidad es cosa de actitud y tú prefieres sonreír y conquistar con tu sonrisa

Puede interesarte