Por Valentinne Rudolphy
13 enero, 2016

No es que no te gusten los niños, simplemente no eres buena con ellos.

Lo tenemos claro: si fueses hombre no estaríamos teniendo esta conversación. Algo pasa con nosotras las mujeres que asumimos que todas debemos amar a los niños, querer tenerlos y, por supuesto, tener «instinto maternal». Pues yo creo que es cosa de crianza y etapas, y de personalidad. Muchas podemos adorar a los niños, pero no llevarnos bien con ellos. Es así y ya lo has asumido. No te importa, pero el resto del mundo parece no estar bien con ello.

1. Ya que no te llevas bien con ellos, no eres una fanática de los niños

2. Suelen decirte que algo malo hay contigo, pues los niños «perciben cosas»

¿Acaso es una maldición?

3. Haces tus intentos por caerles bien, pero ni tu hermano bebé parece prestarte atención

4. «Serás una mala madre» sentencian, pero es un poco cruel…

5. La verdad es que sí eres pésima con ellos y siempre cometes algún error

Enseñarles groserías es tu especialidad.

6. Cuando cuidas a algún pequeño siempre termina con alguna herida

Son ellos, no eres tú.

7. Quizás algo viviste cuando eras niña que cambió tu vida…

8. Simplemente no naciste para llevarte con los niños ni tener «instinto maternal»

«¿Qué es eso?».

9. Incluso con tus pares eres un poco torpe

10. La sola idea de que te pidan cuidar a un bebé te pone bastante nerviosa

11. Y cuando intentas jugar con uno, las madres siempre se enfadan

Realmente hay un problema contigo.

12. La opción más segura parece jugar con ellos, no junto a ellos

13. «¿Podrías cuidar a tu primo por una noche?». No tienes idea cómo negarte

14. Pero eres una especie de peligro público

15. Siempre habrá algún escándalo cuando eso ocurra

16. Y es que como no se llevan bien, tampoco te producen demasiada ternura

17. No sabes qué hacer, y eso está bien. Nadie nace experto en bebés. Algún día cambiará (quizás)

Puede interesarte