Por Carolina Mila
6 febrero, 2015

Christine Organ es una bloguera que tiene más de treinta y aunque está segura de que esa es la mejor década siente que hay varias cosas que aún está aprendiendo y que le gustaría haber aprendido a los veinte. En realidad estaría bien aprenderlas a la edad que sea, con tal de que lo hagas en algún momento. Al fin de cuentas, la edad es solo un número:

1. Cuida a tus amistades. Puede que nunca tengas amistades tan Fuertes —o fáciles de mantener— de nuevo: dales tanta importancia como a tus relaciones amorosas.

2. Ejercita para sentirte bien, no para que tu cuerpo se vea bien.

3. Ríete de ti misma.

4. Las mujeres no son tu competencia; son tus aliadas.

5. Una disculpa auténtica no es signo de debilidad, es un poderoso acto de coraje y fortaleza. Pide ayuda cuando lo necesites.

6. Deja de llamarte “gorda”. De verdad, detente.

7. Puede que tus padres en realidad sepan de qué están hablando. A veces.

ventitantos2

8. Compararte con otras personas puede destruirte; las únicas comparaciones que deberías hacer son con la mujer que eras, la mujer que eres y la mujer que quieres ser.

9. Haz ejercicios de Kegels (si no sabes lo que es búscalo, me agradecerás)

10. Cuando en duda, escoge los zapatos sexy sobre los cómodos. Habrá mucho tiempo para zapatos cómodos en el futuro.

11. Trata a la gente con respeto, y no esperes menos de vuelta.

12. Di que “no” de manera sincera.

13. Feminismo no significa no ser femenina: significa igualdad. Usar joyería y maquillaje, tomar el apellido de tu marido y hacerte las uñas no te hace menos feminista.

14. No pierdas contacto con tu espiritualidad, incluso si no vas a la iglesia o no sabes qué creer.

veintitantos5

15. Rodéate de gente que te permita ser la mejor versión de ti misma.

16. Aprende la diferencia entre medias, calzas y pantalones de yoga

17. Busca un ginecólogo en el cual puedas confiar.

18. Cambiar tu forma de pensar, actitudes, creencias o comportamiento no te hace endeble, simplemente significa que piensas bien las cosas y estas evolucionando.

19. Es normal no saber si quieres ser madre. Si eres madre, está bien si no sabes si te gusta serlo todo el tiempo.

20. Disfruta esta época de tu vida, pero confía que lo mejor aún está por llegar.

Visto en Huffington Post & imágenes de Weheartit.

Puede interesarte