Por Valentinne Rudolphy
23 junio, 2015

Algunas personas aman la música, otras el deporte, otras el cine, algunas todas las anteriores y también aman comer. Encontramos en la comida y en probar cosas nuevas un tremendo placer. Con el tiempo has ido ampliando lo que tu paladar acepta y se trata de un arte para ti. Comer es algo hermoso, además una buena instancia para compartir. Y a veces, te puede tocar una chica así: una que constantemente está pensando en cuál será su próxima comida. Estas son algunas de las anécdotas en la vida de alguien que sale con una chica que ama comer. Siempre. A toda hora. En cualquier lugar.

1. Cuando piensas que no hay nada por hacer, puedes pedir algo de comida

2. No es que esté hambrienta todo el tiempo, sino que no le importa disfrutar de la comida en cualquier momento

3. Todos los planes que tienen posiblemente incluyen comida

4. No hay nada que un bocadillo no le pueda solucionar

5. Frutas y verduras o chatarra: cualquiera la puede hacer feliz

6. Por lo que en todo momento difícil, sabes que la comida es tu aliado

7. Te preguntas si tendrá estrés o ansiedad, pero solo disfruta mucho comer

8. De alguna manera, su afición por la comida te da confianza

9. No se preocupa mucho por la etiqueta y comer como una modelo de pasarela

10. Sabes que no discutirán por otra persona, pero sí quizás por un plato

11. O por quién se comerá las sobras

12. Siempre que tienes hambre, sabes que ella llegará con algo para ti

13. No tienes ni siquiera que mencionarlo

14. Y si están afuera, de seguro tiene una barra de cereal o algo en su bolso

15. Cada comida toma un significado especial

16. Tampoco come cualquier basura.

17. De hecho, explota al máximo sus dotes culinarios

18. No importa la hora: sabes que si quieres ir por una pizza, ella te acompañará

19. Muchas veces sus planes solo incluyen comida

20. Sabes que siempre compartirá lo que tiene contigo

Puede interesarte