Por Andrea Araya Moya
26 marzo, 2015

“Que nadie te crea cuando dices que estarás lista en ‘5 minutos'”.

Si nos ponemos a pensar en la vida diaria de una mujer siempre encontraremos situaciones que sólo nosotras comprendemos y los hombres no. Por mucho que ellos digan que hay cosas que todo el mundo sabe, no es así, pues créanme, aunque lo sepan, no todo el mundo conoce estos 21 momentos incómodos que sólo nosotras entendemos.

1. Accidentalmente vestir de blanco en el segundo día del período menstrual. Es terrible estar constantemente vigilando que todo esté en orden.

2. Buscar a tu amiga y hacerle una señal para que mire tu retaguardia por si hay manchas indeseadas. Todas lo hemos hecho.

3. Tratar de que coincidan las líneas de ambos ojos cuando los delineamos. A veces es imposible, en serio.

awkward3

4. Preguntarnos siempre por qué tienen que moverse tanto nuestros senos al caminar.

5. La cola de caballo nunca, pero nunca, se queda en su lugar.

6. Que el esmalte de uñas siempre se arruine a pocos minutos de haberlo puesto.

7. Ir de viaje y olvidarte de que necesitabas empacar un sujetador sin tirantes para uno de tus vestidos.

awkward1

8. Ponerte medias y darte cuenta de las marcas que dejan en tu estómago, aparte de que suelen enrollarse en tu cintura.

9. Que te parezcas a un león después de que llueve.

10. Que nunca encuentres fácilmente el sujetador perfecto, siempre le falta algo.

11. Que te den ganas de ir al baño todo el tiempo.

12. Sonreír y que nadie te diga que tienes algo en los dientes.

awkward4

13. Tener un encuentro amoroso y recordar que la ropa interior que llevas puesta no es la adecuada para la ocasión.

14. Estar en el baño y darte cuenta de que no hay papel higiénico.

15. Que nadie te crea cuando dices que estarás lista en “5 minutos”.

16. Las posiciones que tienes que hacer para aguantar el dolor que te provocan los calambres cuando tienes el período.

awkward2

17. Que todos te miren raro cuando te maquillas en público. A veces no tenemos tiempo para hacerlo en casa.

18. Estar en el trabajo y aguantar todo el día el “fierrito asesino” de tu sujetador.

19. Tener un evento importante y no tener “nada que ponerte”. En realidad, no encontrar lo que te gusta.

20. Cuando sales con un chico y te das cuenta de que no te has depilado las piernas en un mes.

21. Olvidar que llevas puesto rímel cuando te frotas los ojos.

Visto en Buzz Feed & Imágenes de We Heart It

Puede interesarte