Por Teresa Donoso
24 septiembre, 2015

Incluso en los mensajes más positivos puedes encontrar un ‘pero’ escondido.

Últimamente se ha visto un gran avance en temas de estándares de belleza y poco a poco hemos comenzado a ver mayor diversidad y representación, especialmente en el ámbito femenino. Lentamente comienza a quedar atrás la idea de que para ser bella hay que ser alta, delgada y tener particulares rasgos faciales y se comienza a aceptar que claramente existe belleza en cada una de nosotras. Sin embargo, ¿existirán mensajes escondidos incluso en estas ideas que intentan hacer que todas nos sintamos incluidas? Lo más probable es que sí. Sigue leyendo y no olvides comentarnos tu visión sobre el tema.

1. Está bien no ser increíblemente delgadas, pero debemos preocuparnos de nuestra salud

4215

@Mattdee

Por sorprendente que parezca, ser gorda no hace que automáticamente tengas una peor condición de salud así como ser delgada no garantiza que seas saludable. La verdad es que no puedes determinar el estado de salud física de una persona con sólo mirarlos, y muchas veces podrás estar frente a una persona obesa y saludable que tiene un problema de tiroides completamente no relacionado con su obesidad que le hace difícil perder peso. Al mismo tiempo, podrías estar frente a una persona muy delgada que come sólo comida basura todo el día y cuyos niveles de colesterol y triglicéridos están por las nubes. Debemos dejar de juzgar a través de la apariencia física.


2. Decidir no usar maquillaje ni vestirnos de forma femenina nos hace más valientes

4214

@AysuAlenaa

Si te gusta usar maquillaje, está bien y si no te gusta usarlo no hay problema, sin embargo, decir que no usarlo te hace ‘valiente’ porque de una u otra forma te muestras al mundo tal y como eres sin arreglarte para todos quienes te verán es absurdo. Es como si dijésemos que beber café está bien y beber té es de valientes porque le demuestra al mundo que no te gustan los espressos o los capuchinos.


3. Todos los cuerpos son bellos, excepto…

4213

@bihac_girl

Me gusta este movimiento en el que hemos comenzado a aceptar todo tipo de cuerpos y contexturas, sin embargo, siento que siempre hay un ‘pero’ implícito. Podemos aceptar a las mujeres muy delgadas, pero usualmente sólo si lo son naturalmente, porque sino les diremos que deben comer más. Aceptaremos a las mujeres con cuerpos normales, pero les diremos que deben seguir ejercitando y comiendo saludable si quieren mantener su cuerpo. Aceptaremos a las mujeres más gordas, pero siempre y cuando sean curvilíneas, siempre y cuando se maquillen y se vistan de forma muy femenina. Al final del día lo que hacemos no es aceptar, sino añadir más reglas a nuestras ya complicadas existencias.

Sé que aún estamos muy lejos de lograrlo pero sigo soñando con un mundo donde nadie sea juzgado por su apariencia, ni por su peso, ni por su color de piel, ni por su género, ni por su edad. ¿Lograremos ganar esta batalla? Aún está por verse.

Puede interesarte