Por Nicole Lavanchy
17 abril, 2015

El primer día de una relación eterna. 

Quien tiene un hermano sabe lo que esto significa. Esa primera vez que ves a quien será tu compañero para toda la vida es indescriptible. Los sentimientos son confusos, especialmente si se es pequeño; amor, ilusión, celos, ternura, ansiedad. Pero, independiente de lo que se sienta, este, es sin duda, un momento que atesorar para siempre.

Lo que los rostros de estos niños demuestran en estas fotografías recolectadas por Hollis Miller en su artículo, es realmente increíble.

slide_416736_5296122_free

slide_416736_5296124_free

slide_416736_5296128_free

slide_416736_5296132_free

slide_416736_5296134_free

slide_416736_5296144_free

slide_416736_5296146_free

slide_416736_5296150_free

slide_416736_5296152_free

slide_416736_5296158_free

slide_416736_5296160_free

slide_416736_5296170_free

slide_416736_5296172_free

slide_416736_5296174_free

slide_416736_5296186_free

slide_416736_5296198_free

slide_416736_5296202_free

slide_416736_5296204_free

slide_416736_5296206_free

slide_416736_5296208_free

slide_416736_5296214_free

slide_416736_5296216_free

slide_416736_5296218_free

slide_416736_5296220_free

slide_416736_5296222_free

slide_416736_5296224_free

slide_416736_5300576_free

slide_416736_5300588_free

slide_416736_5300600_free

slide_416736_5300610_free

slide_416736_5300624_free

 

 

Puede interesarte