Por Valentinne Rudolphy
27 marzo, 2015

Sabemos que el sufrimiento es inevitable, pero quisiera protegerte al menos de estas cosas.

Aún no pienso en formar una familia y planeo que pase un tiempo antes de ser madre, que sí quisiera serlo. Pero sí algunas veces (pocas en realidad) pienso cómo será tener hijos, y qué experiencias viviré con ellos.

Claramente hay cosas que he vivido o visto que no quisiera que le pasen, en especial a mi futura hija, siendo la mujer que soy. He tenido experiencias o la «suerte» de observar situaciones que, lo primero que piensas es, «no quisiera que mis niños pasen por eso«. Y bueno, estas son algunas de las cosas que se me vienen a la mente:

1. Que tenga amigos que se aprovechen de ella

Lo peor que cualquier persona puede vivir, es contar con una amistad falsa. Pocas veces te darás cuenta a tiempo, antes de que te hagan daño. Y en especial las niñas, en su época adolescente, pueden pasar por esto en los esfuerzos por encajar y ser populares.

Sea cual sea el contexto, quisiera de todo corazón poder guiar a mi futura hija, para que sepa mantener distancia de aquellas relaciones que le harán daño y solo intentan acercarse a uno por interés.

hija2


2. Que le hagan bullying

Cada día está más común este termino,  y los niños son más crueles y competitivos. Me encantaría poder estar lo suficientemente alerta como para evitar este tipo de dolor, en el que se humilla gratuitamente a un pequeño o pequeña, y los hace vulnerables. A la larga, puede ser una vivencia que te fortalecerá. Pero ningún niño merece ser tratado mal o despectivamente, sea por la razón que sea. Y me rompe el corazón cuando esto sucede.


3. Que le rompan el corazón con una mala experiencia

Ningún padre podrá evitar que su hija se enamore y luego esa relación termine. Pero lo peor es cuando ha sido por una mala jugada o sin razones válidas. Queda un vacío inmenso en sus pequeños corazones. En especial cuando jóvenes, todos tendemos a ser un poco egoístas y no tenemos la empatía suficiente en nuestras relaciones amorosas. Esto es algo que a una niña siempre le afectará más, y que quisiera evitar a todo costo. Pero nuevamente, es solo un deseo. La realidad siempre puede ser radicalmente distinta.

girl8-800x400


4. Que viva preocupada del dinero y las apariencias

Es difícil no preocuparse por ninguna de estas dos cosas, más en la sociedad que vivimos hoy en día. Las jóvenes compiten cada vez más por quién luce mejor, más delgada y bonita. Y es difícil no depender del dinero, porque es nuestro medio para subsistir. Pero podemos ser más desprendido de estas cosas. Tendremos que convivir con ello, pero no ser esclavos de cuánto debemos ganar o de cómo debemos lucir. Quisiera poder tener la capacidad para transmitir esto a mi hija, que no le falte nada nunca, y que se ame tal como ella será.

Imágenes de We Heart It.

Puede interesarte