Por Candela Duato
8 julio, 2015

Dicen que si este texto llega a tu vida no es por casualidad.

Se dice que cuando llega a ti es porque estás preparado para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado. Una vez que comienzas a analizar lo que ha pasado en tu vida desde estos puntos de vista, tu actitud ante muchas circunstancias y situaciones será muy diferente. Son las 4 leyes de espiritualidad que se enseñan en la India, y créeme que no te dejarán indiferente:

1. La persona que llega es la persona correcta

«Nadie llega a nuestra vida por casualidad. Todas aquellas personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación».

Personalmente creo que no siempre es fácil aceptar esto, hay momentos en los que simplemente quieres que la persona que tienes delante sea la correcta, o quieres elegir un camino pero simplemente no es el indicado para ti. Pero, con el paso del tiempo, te das cuenta de que todo está ahí por algo; de que todas las personas que pasaron por tu vida te enseñaron alguna cosa. Incluso aquellas que te hicieron daño. No intentes retener a personas que simplemente tienen que irse de tu camino. Por el contrario, acepta a otras que han sido puestas en él para guiarte. Todo en esta vida es un aprendizaje. Aprovéchalo. Trata de ver el lado positivo de las cosas. Sé que al principio es difícil. Date tiempo, pero no te rindas.


2. Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido

«Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: «si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…». No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo».

Todas y cada una de las decisiones que tomaste en tu vida fueron por algo. Todos los errores cometidos nos han llevado a ser la persona que somos ahora, nada es por casualidad. No debemos arrepentirnos de nada. Simplemente hay que mirar hacia adelante y saber que cada cosa tiene su momento en la vida. Asumir que, aunque hayan momentos que no nos gusten, todo irá a mejor, porque todo está pasando por algo.

1185653_10151644883024542_400587937_n


3. En cualquier momento que comience es el momento correcto

«Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará».

Cada cosa a su tiempo. No te apresures, no quemes etapas. Todo llegará. Y cuando llegue, será porque es el momento indicado. Si algo nuevo comienza en tu vida, no digas que «no era el momento». Sí lo era. Si está allí es por algo. No lo rechaces.


4. Cuando termina algo, termina

«Simplemente es así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución. Por lo tanto, es mejor dejarlo. Seguir adelante y avanzar, ya enriquecidos con esa experiencia».

Creo que uno de los mayores errores que cometemos es seguir alargando cosas que simplemente ya no dan más de sí. Nos impedimos ser felices metiéndonos en círculos que deberían haber terminado hace mucho. Hay que avanzar, y para ello, hay que liberarse de ciertas cosas. Cuando algo acaba, acaba. Y punto. Déjalo ser y mira hacia adelante.

Así que ya saben, graben en su mente estas 4 leyes y traten de ser lo más felices posibles, que la vida es una.

555565_10151653302789542_376056051_n

Puede interesarte