Por Teresa Donoso
22 junio, 2015

No creerás lo efectivo que es.

Usualmente creemos que los únicos ejercicios que son efectivos son aquellos que nos cansan en extremo, que nos hacen sudar y sufrir y que queman cientos de calorías de una sola vez. La verdad no es tan así, partiendo porque existen otros ejercicios de menor impacto que son igual de efectivos a la hora de mantenerte activa y terminando con el simple razonamiento de que un ejercicio debiese hacerte sentir mejor y no sufrir. Para eso ya tenemos el día a día, tu trabajo y los amores ¿o no?

Mira esta pequeña y completa lista, porque estoy segura que te convencerá a sacar esas zapatillas que tenías guardadas (y que dejaste tiradas cuando descubriste que correr no era lo tuyo) pero que puedes volver a usar con esta nueva opción.

1. Es un excelente ejercicio si buscas comenzar desde un punto más amigable

1976

@nikewomen

De hecho, conozco muchas personas que a través de su amor por caminar han descubierto otras formas de mantener activas que les han encantado. Aunque si esta transición no ocurre, tampoco es un problema. A mi madre, por ejemplo, que ya pasa de los 60 años, nadie la convence de no salir a caminar una hora a una hora y media todos los días. La única razón por la que ha logrado mantener este hábito es que le encanta, algo crucial a la hora de ejercitar.


2. Quema calorías a un rango más bajo, sin embargo, es una actividad que puedes mantener por horas

Siempre puedes usar el GPS de tu teléfono y alguna aplicación donde ingreses tu peso y tu altura de forma que logres calcular las calorías gastadas. Te llevarás más de una sorpresa.


3. Es una de las mejores formas de combatir todo lo que sucede en tu cuerpo cuando pasas tantas horas sentada

1977

@nikewomen

De hecho, según un estudio, muchas veces el ejercicio que hagas no podrá combatir con el efecto causado por pasar tantas horas sentada, así que mientras más tiempo pases de pie y en movimiento, mejor.


4. Es una muy buena forma de ‘bajar’ la comida

¿Alguna vez has sentido esa incómoda sensación de haber comido demasiado que no te deja concentrarte ni hacer nada? Quizás lo has experimentado en casa o en la oficina, y una de las mejores formas de reducir esta incomodidad es caminando. Así que ya sabes que hacer con esos minutos extras de tu break del almuerzo.

¿Lista? Nos encantaría saber como te va con esta rutina ¡Cuéntanos!

Puede interesarte