Por Teresa Donoso
8 Mayo, 2015

Puede que la clave sea añadir estos nuevos elementos en tu dieta.

La retención de líquidos es un problema que nos puede afectar a todos por diferentes razones. Sea que pases mucho tiempo sentada en la oficina, estés embarazada o consumas muchos alimentos en sodio que estén afectando el balance del agua dentro de tu cuerpo, es bastante común preguntarse qué podemos hacer para aliviar esta molesta ocurrencia.

Si bien puedes consultar con tu doctor para obtener prescripciones o medicinas para tu problema, una buena alternativa es cambiar la forma en la que comemos, evitar ciertos alimentos, incluir otros y controlar nuestra ingesta de líquidos. Es posible que el alivio no sea totalmente inmediato, sin embargo, a largo plazo sus efectos se verán muy claramente dándote la posibilidad de dejar tus molestias en el pasado.

1. Bananas

724
Fuente: We Heart It

Todos los alimentos ricos en potasio te ayudarán con la retención de líquidos ya que balancearán los niveles de sodio en el cuerpo. El sodio que consumimos usualmente no proviene en sí de la sal de mesa, sino de los alimentos preparados que muchas veces comemos. Comer una banana al día no sólo te dará la oportunidad de disfrutar de un rico snack sino que también aliviará tu hinchazón.


2. Té verde

725
Fuente: We Heart It

El té verde, conocido por sus múltiples propiedades y su importante rol dentro de la medicina China, es un muy buen diurético y por lo tanto una de las mejores cosas que puedes beber durante el día para mantenerte hidratada. Puedes prepararlo frío o caliente según tus preferencias y estación y también agregar saborizantes naturales como canela o jugo de limón.


3. Apio

726
Fuente: We Heart It

El apio, similar a las bananas, es muy rico en potasio. Además, también posee bajas cantidades de sodio lo que ayuda a mantener un balance adecuado dentro del cuerpo y mejora los problemas de retención de líquidos que podamos tener. Este vegetal también contiene altas concentraciones de agua, algo que lo hace ideal para incluir en tus ensaladas o snacks con palta o hummus.


4. Pomelo

728
Fuente: We Heart It

El pomelo es una fruta que, además de ser muy sabrosa, tiene propiedades que ayudan a depurar el organismo de sus toxinas y a combatir la retención de líquidos. Podemos comer la fruta tal cual o tomar su jugo. En el caso de que el sabor te parezca demasiado amargo podrías endulzarlo con miel o alguna otra opción natural.


5. Alimentos ricos en proteínas

727
Fuente: We Heart It

Consumir alimentos ricos en proteínas ayudará a fortalecer tus vasos sanguíneos, algo que hará que el agua dentro de tu cuerpo se mantenga en los canales apropiados. Si bien tenemos muchas opciones de proteína vegetales y animales, uno de las mejores opciones son los huevos por la rapidez con que son cocinados y su versatilidad.

La mejor forma de implementar estos cambios en tu dieta es hacerlo de forma paulatina. No lo veas como una restricción sino que compréndelo como la posibilidad de añadir nuevos alimentos a tu día a día y deja que los colores te cautiven. Pronto comenzarás a sentirte mejor.

Te puede interesar