Por Sole Ramírez
27 septiembre, 2016

2. Reconoce que las cosas no pueden seguir así.

Cuando una relación está pasando por un mal momento es bueno tomar las medidas necesarias. Eso no siempre significa que todo deba terminar, más bien significa que es hora de ponerse en el lugar del otro e intentar solucionar las cosas entre los dos. Claro, a veces parece más sencillo decir adiós o ignorar los problemas, pero puede que esa sea solo una forma de agrandar los problemas que venían desde antes. Estas son algunas cosas que debes tener en cuenta cuando discutas y no creas que sea el momento de que tu relación acabe.

1. No trates de ganar la discusión

Nunca debe haber un ganador. Las discusiones en pareja son de la pareja, es decir, hay dos partes que deben dar sus argumentos, pero ninguno debería ganar. 


2. Reconoce que las cosas no pueden seguir así

Puede ser más sencillo hacer como que no está pasando nada y esconder todo bajo la alfombra, pero esa basura saldrá tarde o temprano. Es mejor que aprendas a enfrentar los problemas en vez de evadirlos.


3. Muestra empatía

Intenta entender a tu pareja. Puede que al principio parezca absurdo lo que dice, pero cuando pensamos las cosas por segunda vez tienen mucho más sentido.


4. Habla sobre el verdadero problema

Habla desde el corazón. Siempre hay un verdadero problema que es el que hace que todo se complique. Las pequeñas discusiones vienen de algo mayor. Intenta llegar a ese problema y solucionarlo.


5. Busquen soluciones concretas

Propongan soluciones que ambos puedan cumplir. No intenten cambiar su relación por completo y de un día para otro. Aprendan juntos a dar lo mejor de cada uno.

¿Algún otro consejo que crees que podría ser útil?

Puede interesarte