Por Laura Silva
26 junio, 2015

No se lo deseo a nadie, pero no puedo negar que me ha enseñado muchas cosas.

Un dolor del corazón es fuerte, pero puede llegar a ser aún peor cuando lo provoca una infidelidad. No hay nada peor que ese sentimiento de que todo acabó o se destruye debido a otra persona, que no fuiste tú quien hizo algo, o que quizás sí podrías haberlo prevenido de alguna manera. Es confuso, y muy muy doloroso. Ha pasado un tiempo ya desde que lo viví, pero no puedo negar que aún siento un ardor especial en el pecho cuando pienso en ello. Y aunque aún no quiera superarlo, sé que me ha traído algunas lecciones:

large-(1)

Couple for You.

1. A veces, el amor no es suficiente

Simplemente para ciertas personas y en ciertos momentos, no da la talla. No alcanza a llenar todo lo que alguien necesita el otro. Es triste, pero así somos las personas, y el amor es algo muy abstracto, que no siempre entregamos como el otro espera. Por más que las palabras y las acciones tengan voz propias, hay quienes no se pueden satisfacer con eso, y es una realidad triste de aceptar.


2.  Y que puede que no dure para siempre

Puede que tengamos una relación en nuestra vida, o puede que tengamos muchos. Aún con amor profundo, no todo durará por siempre. Hay demasiadas cosas que se pueden interponer en el camino, más allá de lo malo. La vida del otro no te pertenece eternamente, aunque así se desee. Es mejor saber que por más que quieras estar por siempre con alguien, los planes del destino pueden variar.

hgsgs

Bright Airy Arty.

3. Realmente nunca conoces por completo a alguien

Aunque estén todo el día juntos, por más que lleven años, y que hasta conozcas a sus amigos y familia… no es suficiente. Creo que ni nosotros mismos nos conocemos. No lo queremos aceptar siempre, pero siempre debes dejar un poco de duda en cuánto crees conocer al otro.


4. Descubres lo importante que es la comunicación

Por lo mismo anterior, lo más importante es conocer lo que la persona está pasando y pensando en este momento. Si te pierdes de una parte, puede que termines en un lugar y no entiendes por qué. Hablar, comunicarse todo tipo de pensamientos es sumamente valioso. Desde las ideas ridículas o locas, hasta lo que apena su corazón. Sin eso, nunca sabrás tampoco cómo mejorar las cosas, o prevenir “desastres”.

large

Gemini Summer.

5. Y que los celos son lo peor que puedes sentir

Una de las peores sensaciones que he tenido, es esta, la de los celos. No me gusta para nada, pero me cuesta salir de ese pensamiento. De que algo puede pasar y que no puedo confiar por completo, o aún si confías, surge esa duda. Desearía no sentir esto, es como una secuela involuntaria de un engaño. Pero quién te puede culpar. Lo mejor es trabajar cada día por sacar lo malo de tu corazón, y volver a confiar de a poco.

Puede interesarte