Por Carolina Mila
12 febrero, 2015

Si no tienes hijos a veces es difícil tener amigos que sí. Y viceversa.

1. Las mascotas no son hijos

Yo sé que es difícil tener una relación cuando tienes hijos y tus amigos no. Lo que en algún momento fue una relación cercana puede volverse en visitas esporádicas donde haces lo mejor que puedes para ponerte al día con alguien con quien ahora tienes muy poco en común. Seguro, ustedes eran mejores amigos en la universidad, pero ahora tienen vidas muy diferentes. Entonces cuando “alguien” trata a la ligera, o quizás de una manera extraña, de relacionarse con tu historia sobre recoger popó de todas partes comparándolo con recoger el popó del perro del tapete, entiéndela un poco. Solo está tratando de ser amable. Y te extraña.


2. ¿Crees que hacer (pon algo aquí) es difícil? ¡Intenta tener hijos!

Si eres padre no le quites importancia a los problemas de quienes no son padres. “¡Por Dios! ¿Trabajaste 50 horas esta semana? ¡Intenta hacer eso con hijos!” “¡Por Dios, crees que tus pies te duelen de trabajar todo el día en la calle! Yo he estado persiguiendo a mi bebe bla bla bla.”

No es que tu experiencia no sea una contribución válida para la conversación, pero en lugar a mi cansancio es peor que el tuyo, trata de ser simpático. ¿Por qué no intentas mejor usar tu experiencia de ser un nuevo padre para ayudar en lugar de competir? Di algo como “¡Claro! Debes estar cansado. Cuando me sentía cansado después de que mi hija nació, descubrí que poner café directamente en el ojo es de mucha ayuda.”

large-4


3. No te preocupes, cuando tengas hijos (inserta algo aquí)

Ya no tendrás asco de los mocos, sabrás quien es Dora la Exploradora, serás feliz. Algunas personas no quieren hijos y escogen no tenerlos. Otros realmente quieren tener hijos e intentan lo más que pueden para tenerlos. Decir a estas personas que tener hijos es la única manera para lograr un mayor nivel de entendimiento es desconsiderado e irrespetuoso. No sé cuáles son los argumentos para esta afirmación.


4. ¿La fiesta también es para niños?

A menos de que tu amiga y tú tengan una conversación previa sobre qué tan bienvenido es tu hijo siempre, asume que la fiesta no es para niños. No preguntes. Si fuera para niños de entra también habrían invitado a tus hijos, y habrían mencionado el increíble salón de juegos que habrá en el sótano.

Al preguntarle a tu amiga que no tiene hijos si la fiesta también es para niños, la estás poniendo en una posición incómoda de hacer su fiesta también para niños, o de decirte que la fiesta NO es para niños.

large-10


5. ¡Mi vida no tenía sentido antes de tener hijos!

Otra manera de decir esto: mi vida era sin sentido antes de tener hijos. Otra manera: la vida sin hijos no tiene sentido.

No le digas esto a tus amigos. Puede que para ti la vida haya cambiado de manera radical. Pero la gente que no tiene hijos también encuentra otras maneras de hacer su vida significativa e interesante para ellos mismos y para los demás.

Visto en Salon & imágenes de Weheartit

Puede interesarte