Por Valentinne Rudolphy
27 julio, 2015

Puede que no lo creas en ese momento, pero atesorarás reflexiones que te acompañarán toda la vida.

Cuando atravesamos la adolescencia, podemos creer que tenemos toda la sabiduría del mundo en nuestras manos. Sin embargo, por más maduras que las vida nos pueda dejar ser, aún falta un camino por recorrer y lecciones que aprender, y tomar perspectiva de esta simpática etapa de nuestras vidas. Aún así, dentro de la impulsividad y lluvia de sentimientos y hormonas que vivimos, hay varias cosas que podemos atesorar como aprendizajes para el resto de nuestra vida:

1. Tu manera de vestirte es una expresión de quién eres

Puede sonar como algo bastante básico, pero es totalmente cierto. En la adolescencia ya nadie te viste, ni eligen todo lo que te vas a poner. Te «independizas» en ese básico sentido, pero te da la libertad de conocer quién eres a través de cómo te gusta vestirte. Aún si tu madre te detiene antes de que salgas de la casa con esa ropa, estás forjando tu creatividad y cómo expresas tu interior, en el exterior.

large (1)

Wanderlust.

 

2. No ocultes tus sentimientos, forman la persona que eres

Cada cosa que sientas, por más triste o «mala» que sea, está siendo parte de tu universo, de lo que mañana será tu opinión y percepción de las cosas, y es parte de ti. No hay que avergonzarse de nada, ni forzar el sentir en una sola dirección. Debes dejar que fluya.


3. Siempre habrán opiniones y presiones, no todas tienes que escucharlas

Es fácil dejarse llevar por las voces que escuchas, los consejos y opiniones. Y al tener poca experiencia, es fácil que creas que son las mismas que las tuyas. Pero siempre, tómate tu tiempo para procesar lo que oyes, y recuerda que no siempre tienes que hacer caso al resto. Que cada vez que dijiste «allá ellos», estabas bien, siguiendo lo que tú quieres, no el resto.

large3

Devin Brugman.

4. Es difícil llevarte con tu familia, pero solo será una etapa

En la adolescencia no todos tenemos la mejor relación con la familia, pero eventualmente se define, y muchas veces para bien. Aún si no crees que son lo mejor, y solo quieres vivir con tus amigos en ese momento, luego los valorarás aún más. Siempre hay que tener en mente que, quieras o no, ellos estarán ahí para ti.

large4

Fuente.

5. Todas las relaciones son importantes

No solo tus amigos, no solo tu novio, no solo contigo misma. Cada una será muy valiosa y te irá definiendo para el futuro. Protege cada relación y da sin esperar nada a cambio. Cuando dejas que alguien confíe en ti, no los defraudes.

Puede interesarte