Por María Gana
16 diciembre, 2014

Las personas que son genuinamente felices con sus elecciones románticas gastan más energía en su propio crecimiento personal que en parecer de cierta forma para atraer el amor. En vez de concentrarse en jugar el juego para tentar a una pareja, enfócate en estos cinco principios y, con el tiempo, la pareja indicada para ti se presentara por si sola:

1. Entiéndete a ti mismo

Si no has hecho la tarea de entenderte a ti mismo emocional y sexualmente, entrarás a las relaciones románticas desde un lugar de dependencia emocional. Puede que tengas esperanzas poco realistas de que alguien sabrá cómo entenderte y cómo hacerte feliz. Incluso cuando tú mismo puedes no saberlo. El comunicarte directamente con tus parejas sobre tus emociones y tu aspecto sexual es importante. Esperar que otros perciban intuitivamente quién eres emocionalmente y lo que necesitas sexualmente es una fantasía.


2. Cree en lo que la gente muestra y dice sobre sí misma

Es común que cuando uno se siente atraído a alguien racionalice el mal comportamiento de la ora persona. Si un hombre dice que no está buscando “nada serio” o que necesita mucho “espacio”, déjalo ir. Esta persona no está en la misma etapa que tú y puede no querer las mismas cosas. Cree en lo que la gente comunica sobre sí misma. Si están actuando de forma inmadura o con falta de respeto, o diciendo cosas que te lastiman, sigue adelante. No es tu trabajo el enseñarle cómo comportarse.

large-3


3. Evita la intimidad basada sólo en sexo

Si estás esperando que una relación sexual eventualmente lleve a una relación más comprometida o emocionalmente íntima, detente y desiste. Las relaciones que comienzan con sexo antes de que haya intimidad emocional por lo común no se vuelven uniones comprometidas. Pasarás tu tiempo deseando y trabajando para que alguien cambie o “se ponga los pantalones” cuando podrías estar usando tu energía para crecer como persona y encontrar a alguien que le guste la persona en la que te has convertido.


4. Sepárate psicológicamente de tus padres

Esto no es una tarea fácil y muchos piensan que lo han logrado pero, en realidad, no lo han hecho. Como adulto, si les sigues permitiendo a tus padres que satisfagan todas tus necesidades emocionales, desvías algo de la energía que necesita ir a tus uniones románticas. Trata en la mayor parte posible, de independizarte de tus padres. Esto no significa que no puedas disfrutar de su compañía, pasar tiempo con ellos, y compartir tus deseos sobre la vida con ellos.

iStock_000053863782_Large


5. Ponte a ti mismo en situaciones nuevas

Una idea popular afirma que para poder encontrar a la pareja ideal uno primero debe trabajar solo en su auto desarrollo – “Debo preocuparme de mí por un tiempo.” En mi experiencia, cuando las mujeres hacen esto, se ponen a sí mismas en un exilio arbitrario, donde se sienten solas y fuera de contacto. Con la meta tan vaga de “trabajar en ellas mismas,” la iluminación se vuelve elusiva y la soledad suma para que todo termine en miseria. Trabaja en ti mismo desarrollando una conciencia propia más grande de tus emociones y sexualidad. Al mismo tiempo, necesitas nuevas relaciones con parejas románticas y amigos que realmente te conozcan.

Puede interesarte