Por Carolina Mila
6 febrero, 2015

Terminar con alguien puede ser muy difícil. A veces y por un largo rato quedamos heridas y perdidas. Podemos pasar por ciertas etapas y tener pensamientos que nunca antes habíamos tenido mientras sanamos. Esto no está mal. De hecho, es perfecto. Estos son los 5 personajes en los que a menudo nos convertimos las mujeres para recuperarnos y volver a ser nosotras mismas:

1. La chica coqueta fuera de control

Esta es la chica que decide compensar la pérdida del chico que amaba besando a 10 chicos en el bar. Ella grita que al fin puede ser «joven» y «libre», pero en realidad, se siente muy mal.

Es un caso clásico de calidad vs. cantidad. Su relación ha terminado, lo quisiese así o no, así que elige chicos al azar y tiene encuentros cuestionables para tratar de llenar el vacío que siente en su vida.

Si eres amiga de la chica promiscua y la has extraviado en una fiesta, por favor búscala y sálvala de hacer algo de lo que se arrepienta con algún desconocido.


2. La que se rinde

Esta es la chica que decide que necesita renunciar a los hombres, trabajar en ella misma y ser célibe. Toma el enfoque opuesto de la chica promiscua porque ella ya ha tenido suficiente con la especie masculina.

Ha sacado su bandera blanca, prometiendo retirarse del juego «para siempre.» Su nueva relación seria es con el trabajo o el gimnasio. Además se mantiene ocupada con una serie de actividades que alejan su mente de los chicos.

Aunque puede que esto sea apenas una fachada, por lo menos está trabajando en algo productivo en vez de revolcarse en autocompasión.

amigas1


3. La iluminada

Esta es la chica que de pronto se da cuenta que todo lo malo en su vida se debe al tipo con el que estaba; ella incluso atribuye los problemas ajenos a su ahora ex novio.

Ella decide comenzar de nuevo, empieza a practicar budismo, y es por arte de magia la más sabia de todas sus amigas debido a su reciente amor perdido.

De repente siente que quiere ir a la India y viajar por el mundo porque su alma ha sido liberada. Ha sufrido mucho por culpa de su relación anterior, y los dioses del amor la han nombrado semidiosa, ya que sabe mucho sobre el tema.

La Iluminada puede ser vista en una cafetería con sus amigas, predicando sus revelaciones acerca de lo que es el amor realmente, lo que quieren los hombres y cómo deben ser las mujeres.


4. La escéptica

Su relación fallida la llevó a vivir en la tierra de los cínicos, donde los hombres son criaturas primitivas con mentes sub desarrolladas. Se vuelve escéptica en todo lo que tiene que ver no solo con el amor sino con la humanidad entera.

Esta nueva ruptura le ha demostraron lo que ella sospechaba antes: que los seres humanos son seres enfermos y egoístas incapaces de dar amor desinteresado y que ella en realidad preferiría no tener que ver nada con ellos.

amigas8


5. La descompuesta

Esta es la chica que podría, en cualquier momento reaccionar mal al ver una pareja de la mano en la calle. Es un desastre emocional y sus amigos tienen que frotarle la espalda mientras ella llora en un taburete de la barra.

Hace rituales dramáticos, como imprimir fotos de Facebook de su ex sólo para quemarlas. También ha comprado todos los helados de chocolate que había en el supermercado. Es un volcán de lágrimas y de esperanza perdida, y no le importa quién quede atrapado en su lava. Parece que se ha olvidado de que «el tiempo cura todas las heridas», y, a veces, de todo corazón cree que nunca va a amar de nuevo y que está destinada a estar sola para siempre.


6. La psicoanalítica

Esta es la chica que durará los próximos meses analizando cada una de las peleas que tuvo con su ex novio. Este análisis exhaustivo la llevará a pensar en la relación de su ex novio con sus padres y también la suya propia no solo con sus padres sino con sus hermanos. Leerá en este periodo de tiempo varios libros de sicólogos sobre el comportamiento humano y sobre la química y la ciencia del amor y las relaciones interpersonales. Es posible que sienta la necesidad de empezar a hacer una terapia profesional porque siente que llegó al meollo del asunto. Y que su fracaso en esta relación seguramente tiene que ver con ese episodio triste que vivió con su papá cuando tenía 5 años. 

amigas2

La cierto es, señoritas, que a menudo, tras una ruptura no solo somos uno de estos personajes sino a veces dos o tres o todos a la vez. Ténganse paciencia y manténgase alejadas de los comportamientos autodestructivos. Sobre todo del personaje No. 1 de esta lista. Aunque ahora no lo parezca, el dolor que se siente después de una ruptura pasará. Apóyense en sus amigos. Les aseguro que con el tiempo sentirán que han aprendido algo valioso gracias a esta experiencia dolorosa.

imágenes de Weheartit

Puede interesarte