Colaboración por Raquel Gargallo
Apasionada de las relaciones del ser humano y amante de la comunicación. Soy la ayudante personal que necesitas para crear la vida que sueñas. Raquel Gargallo

La sexualidad es una de las formas más íntimas de comunicarnos y forma parte de nuestra identidad, de nuestra salud y de nuestra vida. Es algo natural que nos da vida y que fortalece nuestra relación, estrechando íntimos lazos.

Es parte importante de la relación y beneficiosa para nuestra salud, por lo que es algo que debemos cuidar, conversar y trabajar. Por eso, a continuación te damos 6 claves básicas para disfrutar de ella: 

 1. Quiérete y mantén una sana autoestima

El modo en el que nos sentimos con respecto a nosotros mismos afecta de forma decisiva todos los aspectos de nuestra experiencia, especialmente en nuestras relaciones y en el sexo. Tener un adecuado sentimiento de la propia valía (es decir, aceptarse, respetarse, cuidarse y confiar en uno mismo, sin necesidad de aprobación externa) es básico para disfrutar la sexualidad y hacerla nuestra.

large-7

Fuente: We Heart It

2. No descuides las relaciones íntimas

El ritmo de vida, la rutina, el envejecimiento, el estrés, los disgustos, el cansancio, la presión y los cambios, muchas veces nos hacen dejar la sexualidad como última prioridad. Y eso es algo que no debiese ocurrir. Hay que recordar la importancia de las relaciones y de la intimidad.

Para poder disfrutar de todo ello hay que trabajar en las creencias y en el respeto por nuestras ideas, en nuestros valores, los tabúes y nuestras limitaciones. Debemos liberarnos y sentir. 

Captura-de-pantalla-2015-04-14-a-las-10.54.33

Fuente: We Heart It

3. Gestiona tu inteligencia emocional

Las relaciones llevan implícitas emociones y miedos. Con amor o sin él, tenemos que aprender a gestionarlas para que sean nuestras aliadas, para sentir con intensidad pero sin desazón. 

De cara a entender la función que tienen las emociones en las mujeres, es necesario vincularlas con las necesidades fundamentales desde el plano psicológico. Queremos pasión, deseo, confianza, amor, libertad, seguridad y huir del miedo.


4. Comunícate

El sexo es algo natural. Se lo que me gusta, lo digo y lo pido. Si no hablas es difícil que te entiendan, si no escuchas cómo puedes entenderle. Además, la comunicación con nosotros mismos determina en gran medida el autoestima. Los mensajes y pensamientos negativos impiden que construyamos un camino sereno, sincero y directo a comunicarnos con nuestra pareja y nuestra sexualidad.

Captura-de-pantalla-2015-04-14-a-las-10.54.45

Fuente: We Heart It

5. Debes estar presente

Tu educación, la sociedad, las ideas preconcebidas, tus inseguridades, impiden que disfrutes del sexo como te mereces. La convivencia, el estrés, los hijos, los padres, el agotamiento, la monotonía… influye en nuestra intimidad. Todo tiene un impacto en nuestras vidas, nuestras mentes, nuestros cuerpos y en nuestras relaciones. Para disfrutar necesitamos estar presentes, es decir estar conectados con nosotros mismos, con nuestra pareja, con nuestro espacio y con nuestra estimulación erótica.


6. Recuerda los beneficios

Además de lograr una comunicación y conexión única con tu pareja, el sexo libera hormonas que hacen que te sientas revitalizado y mejoran tu estado de ánimo, reduce el estrés y ayuda a dormir, y dormir bien es una de las claves para mantener una vida saludable. Tener relaciones sexuales es beneficioso para nuestro bienestar, nos ayuda a estar en forma, quemar calorías y fortalecer el corazón bajando la presión arterial.