Por Andrea Araya Moya
22 abril, 2015

Muchas veces te preguntarán por qué hay personas que no son como ellos.

He visto muchas veces a madres o padres que se enfrentan al momento en que su hijo señala con el dedo alguna imperfección o diferencia de otra persona y dice en voz alta: ¿por qué es así? ¿qué tiene? Segundos después los padres están regañando o haciendo callar a su hijo, pues no aguantan la vergüenza que sintieron. Lo cierto es que esto no es culpa del niño, ni de la persona con diferencias, ni de los padres. Es una situación normal, que puede ocurrir cualquier día a cualquier hora, lo importante es saber cómo manejarla.

Probablemente te haya pasado alguna vez y no hayas sabido qué hacer, pero aquí te daremos algunos consejos. Toma un respiro y relájate, es algo absolutamente normal, sólo aprende qué debes hacer frente a estos casos.

1. Enséñale a ofrecer disculpas, o hazlo tú

Si tu hijo dice alguna grosería o se ríe de la persona que tiene alguna diferencia, enséñale de inmediato a disculparse. También podrías intentar disculpándote tú por su comportamiento, explicando que estaba curioso y no supo cómo reaccionar.

2. Preséntate y sé cordial

Si tienes que disculparte preséntate amablemente y nunca hagas sentir mal o ignorada a la otra persona.

diferente3Fuente: We Heart It

3. No preguntes de más ni interrogues a nadie

No es necesario que estés preguntándole a alguien por qué tiene esas diferencias y qué es lo que hace para lidiar con ellas. No obligues a responderte si no te dicen nada, es decisión de ellos hablar sobre lo que sienten.

4. Siempre actúa como si hablaras con personas, pues en realidad lo son

Haz cumplidos, sonríe y conversa amablemente. No son criaturas extrañas, son personas.

diferente4Fuente: We Heart It

5. Enséñale a tu hijo que puede preguntarte cualquier cosa

Explícale cómo debe conversar adecuadamente contigo cuando quiere saber algo. Si ve algo y le resulte curioso es importante que sepa que puede preguntarte en privado todas las dudas que tenga, para que así se reserve los comentarios y preguntas en público si ve a alguien diferente a él.

Es importante que seas honesta y clara con tu hijo siempre, verás que así será mejor.

6. No lo retes, explícale qué sucede

Los niños son curiosos por naturaleza y a veces dicen cosas que no deberían. Lo importante radica en cómo manejas tú la situación cuando ellos no saben reaccionar. Es por eso que retarlo cuando hace algo que no sabe que es malo sólo hará que la situación empeore. En lugar de eso, acércate a él y explícale qué hizo mal y cuál es la solución. Sólo así aprenderá.

Como padres, su deber es siempre enseñarle a sus hijos a actuar empáticamente y a entender que pueden existir diversas apariencias y que no es nada malo hacerse amigos de personas diferentes, pues también tienen la capacidad de amar y pueden ser tan o igual de inteligentes que ellos.

Si retas a tus hijos estarás provocando que se sientan avergonzados a futuro y no quieran relacionarse con personas que tengan diferencias, y esa no es la idea.

diferente1Fuente: We Heart It

Puede interesarte