Por Andrea Araya Moya
19 octubre, 2016

Ir con tu mamá al ginecólogo siempre será complicado.

Visitar al ginecólogo es algo que las mujeres debemos hacer con frecuencia para comprobar que todo anda bien con nuestra zona íntima y cuerpo en general. Sin embargo, a veces escapamos de este deber por temor a lo que pueda pasar. Tenemos tantos miedos e incomodidades que preferimos olvidar esa visita y tratamos de solucionar nuestros problemas nosotras mismas. Ahí está el error, pues visitar al ginecólogo es necesario, sobre todo cuando inicias tu vida sexual.

Hay miedos que tenemos que pueden ser absurdos pero que jamás dejan de existir, como el clásico temor a que el médico te diga que estás embarazada, frente a tus padres que ni siquiera sabían que habías comenzado tu vida sexual. Eso, entre otros temores típicos que las mujeres tenemos en nuestra primera visita al ginecólogo.

1. El miedo a no haberte depilado antes de ir al ginecólogo

miedos-de-ir-al-ginecologo-1
Macarena Salinas/UPSOCL

Es uno de los temores más recurrentes, más que nada por lo que el doctor vaya a decirte. A veces creemos que el no habernos depilado va a llamar la atención y será algo que hable mal de nosotras o nuestro aseo personal, pero en realidad no, hay doctores que ni siquiera se fijan en eso.


2. Creer que el papanicolau es extremadamente doloroso

miedos-de-ir-al-ginec__logo-2
Macarena Salinas/UPSOCL

Imaginamos el papanicolau como un examen doloroso y solemos huir a hacérnoslo. La verdad es que sólo te dolerá si tienes tu zona íntima muy sensible o si tienes alguna herida. Si todo anda bien, en realidad sólo sentirás una pequeña molestia y ya.


3. Que el ginecólogo te diga que estás embarazada en tu primera visita

miedos-de-ir-al-ginecologo-3
Macarena Salinas/UPSOCL

No sé por qué, pero la mayoría solemos temer a que el ginecólogo nos diga que estamos embarazadas con tan sólo mirarnos. Y a veces ni siquiera tenemos una pareja. Es un temor lógico, pero absurdo a la vez. Así que si estás segura de no haber tenido nada con nadie quizá sólo se trate de ese sándwich que te comiste en la mañana.


4. Que el ginecólogo sea hombre y crea que estás hedionda

miedos-de-ir-al-ginecologo-4
Macarena Salinas/UPSOCL

Es uno de los temores más frecuentes. El hecho de que nuestra zona íntima no huela bien al momento de nuestra visita al ginecólogo puede resultar muy incómodo tanto para nosotras, como para quien nos atiende. Y tampoco es como que podamos saberlo antes de llegar a la consulta, es un poco difícil oler “ahí”. Así que, si quieres evitarte un bochorno, procura asearte y usar un poco de jabón íntimo en la zona exterior de tu vagina. Nunca dentro.


5.  Ir con tu madre al ginecólogo y que descubra que no eres virgen

miedos-de-ir-al-ginecologo-5
Macarena Salinas/UPSOCL

Sobre todo cuando tus padres creen que no tienes pareja o que tú y tu novio están esperando al matrimonio para consumar su amor. Es una situación realmente incómoda, sobre todo si sabes que hiciste algunas cosas que podrían delatarte. En todo caso, no tienes que temer, a menos que justo te toque un doctor que te reproche frente a tu madre. Si no es así, no te preocupes.


6. Que el ginecólogo te juzgue por tu vida sexual

miedos-de-ir-al-ginecologo-6
Macarena Salinas/UPSOCL

Sabes que a veces tus decisiones no pueden ser las correctas, sobre todo en el ámbito sexual. El temor a ser juzgada por el ginecólogo siempre está presente, sobre todo cuando tienes relaciones y aún no te casas o, peor, cuando ni siquiera tienes una pareja estable. La idea de los médicos no es juzgarte, sino velar por tu salud. Así que si tienen algo que decirte es mejor que los escuches y preguntes qué puedes hacer. Y, si no te gusta la respuesta, siempre tienes la opción de visitar a otro ginecólogo.

Además, debes de considerar que es importante asistir con frecuencia al ginecólogo para verificar que todo ande bien en tu cuerpo y zona íntima. Es necesario si quieres cuidar tu salud.

Y tú, ¿qué miedos sientes al ir al ginecólogo?

Puede interesarte