Por Valentinne Rudolphy
26 junio, 2015

Antes de que vayas por otro bocadillo, tómate un segundo.

A todas nos pasa, a todas, sin excepción – aunque quizás a algunas más que a otras. Pero durante los días de tu periodo menstrual, tu nivel de apetito crece de manera impresionante, y sabes que son días que descuidas mucho tu alimentación. Más que eso, no te puedes ni mover porque no dejas de comer y te llenas sin pensarlo. Pues apenas has terminado tu almuerzo y ya comienzas a pensar en cuál puede ser tu siguiente bocadillo… vas por él, y luego el siguiente… ¡Y nunca se acaba!

Debes cuidar tu salud, por eso es importante que tomes en cuenta cómo controlar estos antojos, que son producidos por los cambios hormonales que vives durante esos días, y te piden grasas y carbohidratos por montón.

Captura de pantalla 2015-06-25 a las 15.55.00

@sophiestafford.

1. Regula tus niveles de azúcar

Los nutricionistas recomiendan que para poder mantener tu salud en buen estado, y no alterar demasiado el nivel de azúcar en tu sangre, tienes que escoger los productos menos procesados que encuentres. Recuerda que aún las cosas saladas muchas veces tienen azúcar debido a que lo usan como preservante. Así que cuídate de las galletas y papas fritas, cámbialos por vegetales como papas, pero cocidas o al horno.


2. Recuerda las proteínas

Estas son muy importantes para regular los niveles de azúcar también. Además, te dan buena energía y una sensación de saciedad. Lo mejor es que comas algo de ello (en el formato que elijas, no tiene que ser solo carne) en el desayuno, que es la primera comida de tu día, y te sentirás mucho mejor de ahí en adelante.

Captura de pantalla 2015-06-25 a las 15.55.07

@xoclariss.

3. No tomes demasiado café

De hecho, en estos días sería ideal que no tomaras nada de café, pues sus componentes en conjunto con tus hormonas, solo te harán sentir más irritada y más ansiosa de lo normal. Si realmente eres una de esas chicas que toma café todos los días, regúlate a una taza diaria.


4. Prueba cosas nuevas

Si vas a ceder ante el poder de los antojos, intenta hacer tú tus propios bocadillos, buscando la alternativa más saludable. O si quieres algo dulce, lo más liviano que puedas. Ya verás que no es tanto trabajo como parece.

Captura de pantalla 2015-06-25 a las 15.54.46

@paulagonu.

5. Mantén los horarios

Es algo que siempre repetimos para distintos casos, pero es que siempre es el mejor consejo.

Si no te saltas comidas, no estarás tan hambrienta. Pero si lo haces, lo más probable es que a la hora de preparar o comprar el almuerzo o algo, lo compres todo y luego comas más de lo que podías soportar. Tienes que tomarte las cosas con calma.


6. Haz ejercicio

Del tipo que sea, pero esto te distraerá, mejorará tu ánimo y tu bienestar a nivel general. Te puede costar tomar la decisión inicial, pero luego no costará tanto y es totalmente recomendable.

Puede interesarte