Por Carolina Mila
28 diciembre, 2014

Muchas parejas deciden vivir juntos antes de casarse, lo que los ayuda a determinar quién lava los platos, quién limpia el baño y cuál es la frase precisa para transformar una discusión inofensiva en una guerra nuclear. Sin embargo, hay ciertos temas que son imprescindibles de discutir antes de casarse, incluso si ya han resuelto los problemas que surgen en la convivencia.

A continuación encontrarás los temas fundamentales que debes conversar con tu pareja antes de decidir dar el gran paso.

1. Deudas y finanzas

Antes de casarse es importante tener una conversación sincera acerca de la situación económica de cada uno. Si alguno de ustedes mantiene una deuda, ya sea de crédito universitario u otra cosa, hay ser honesto al respecto. Esconder ese tipo de información sólo causará problemas y no hay forma de mantener el secreto para siempre. Asimismo, si tienes una deuda importante debido a algún error del pasado, convérsalo con tu pareja para tratar de encontrar una solución en conjunto. Aprovecha la instancia para hablar sobre cómo pretenden abordar el tema económico en el futuro.


2. Hijos y crianza

iStock_000050328692_Large

Es importante hablar sobre si quieren tener hijos o no, y más allá de eso, discutir sobre sus expectativas respecto a la crianza. ¿Alguien tendría que quedarse en la casa para criar a los hijos? ¿Ambos quieren mantener un trabajo a tiempo completo? y de ser así ¿los niños irían al jardín o tendrían una niñera? ¿Hay alguien en la familia que pudiera ayudarlos a cuidar a los niños? Ésta también es una buena oportunidad para hablar acerca de la religión bajo la quieren (o no) educar a sus hijos (es sorprendente la cantidad de gente joven que dice no ser religiosa pero que quiere criar a sus hijos en un marco espiritual).


3. La posibilidad de vivir en otra ciudad o país

Estamos en tiempos difíciles, y muchas veces la gente se ve forzada a cambiarse a otra ciudad por trabajo o por el precio de las propiedades y el estilo de vida. Es importante saber si tu pareja estaría dispuesta a vivir en otra ciudad o país.

Si tu pareja es inflexible respecto a la opción de moverse, tratar de descubrir su punto de inflexión. Puede que la razón para no apoyar una mudanza a gran escala, se base en la inseguridad e incertidumbre respecto a la situación económica que tendrían en una nueva ciudad; o quizás tu pareja no quiera vivir lejos de su familia cuando tengan hijos, pero estaría dispuesta a probar vivir un tiempo lejos mientras estén ustedes dos solos.


4. Prioridades en la vida

iStock_000021060369_Large

Casarse significa hacer planes a muy largo plazo con otra persona, por lo que es importante saber desde un principio las prioridades de cada uno. Es importante definir cosas como por ejemplo si prefieren salir de vacaciones todos los años, o si prefieren ahorrar durante los primeros años para poder comprarse una casa. Conversen estos temas en pareja y encuentre un punto medio que satisfaga las necesidades de ambos. Ambos deben ser capaces de cumplir sus objetivos, de hecho, un matrimonio exitoso puede ser una plataforma de ambiciosos proyectos, pero es un trabajo en conjunto el lograr acomodar los tiempos de cada uno y considerar los deseos del otro.


5. La vejez de los padres

Puede que no tengas que pensar en las consecuencias que tendrá el paso del tiempo en tus padres por varios años más, pero hablar con tu pareja sobre cómo piensan hacerse cargo de sus padres cuando éstos sean mayores, es una buena forma de establecer ciertas prioridades en la vida. Es importante saber si tu pareja pretende que sus padres vivan con ustedes una vez que sean ancianos, o si prefiere que estén en un asilo. ¿Dividirán esos gastos? Aprovecha e incluye a tus hermanos en este tipo de conversaciones.


6. Cómo lidiar con temas difíciles

relaciones dificiles 3

Parte con esta pregunta: ¿cuáles fueron los períodos más difíciles de tu vida y cómo lograste superarlos? Esto te ayudará a entender cómo es que tu pareja enfrenta las dificultades y el tipo de apoyo que necesita en una situación complicada. Luego, conversen sobre lo más difícil: hablen sobre cómo enfrentarían desafíos mayores, tales como problemas emocionales, físicos, económicos, infidelidades, infertilidad o problemas de salud que afecten su estilo de vida.


7. Cómo mejorar la comunicación

Si llevan un par de años juntos, lo más probable es que ya hayan establecido sus propias formas de comunicarse, sin embargo, es importante hablar sobre cómo pueden mejorar la forma en que discuten, negocian y ceden. Pregúntale a tu pareja cómo se comunican sus padres y lo que opina al respecto. Puede que haya cosas que funcionaron para sus padres y que les gustaría intentar, o cosas que quieran evitar por completo. Hablen sobre las formas de comunicarse que funcionan bien para ustedes ahora, y las que quieren mejorar de aquí en adelante.

Visto en Mindbodygreen.com

Puede interesarte