Las diferencias los pueden hacer más fuertes.

1. El otro no siempre tendrá las mejores reacciones o palabras para reconfortarte

No todos tenemos las mismas maneras de reaccionar, sea ante buenas o malas noticias. En especial esto es importante cuando puede que no te sientas de lo mejor, y estés teniendo un día que sea complicado. Puede que tu pareja si te quiera y respete con todas sus fuerzas, pero eso no implica que sea la persona más dada en inteligencia emocional. Esto será, en el momento, más agravante o molesto. Tienen que expresar sus sentimientos, y ver qué es lo que pasa con cada uno y si están dispuestos a trabajar por más.

pareja16Fuente: We Heart It.

2. Enfrentarse a admitir alguna mentira que han dicho

Quizás ya llevan tanto tiempo juntos, que sabes que se dicen todo y no se pueden ocultar. Pues al más mínimo intento de disimular una emoción o suceso, ya sabes descifrar al otro. Pero puede que haya algo que quieras admitir, que quizás ya no tiene importancia, y ocultaste desde el comienzo de la relación. Querer confesar la verdad, independiente de su calibre, es un gran paso. Pero depende siempre de cómo el otro se lo tome, y en aceptar la sinceridad como un regalo, más allá de lo que implique la verdad.

pareja27Fuente: We Heart It.

3. Admitir que uno se ha equivocado y pedir disculpas

Siempre es difícil verbalizar que hemos cometido un error. Por más que sea tu madre, padre o tu pareja, o tu mejor amigo/a, nunca será fácil dejar de lado el orgullo en algo que creías estar 100% correcto. Pero es vital aprender a pedir disculpas y conocer cuándo estamos en lo correcto y cuándo no.


4. Aceptar que ambos son humanos con defectos, virtudes, olores y secreciones

En alguna etapa de la relación tendrás que enfrentar esto. Más que los defectos y virtudes, que todos somos humanos y habrán cosas de nosotros poco agradables que tendrán que salir a la superficie alguna vez. Si quieres vivir en un mundo de flores y rosas y aroma a vainilla por siempre, no tienes mucha esperanza.

pareja26 copyFuente: We Heart It.

5. Apoyar en los malos momentos

No todo es alegría y felicidad, y al querer estar en la vida de otro, nos enfrentamos a tener que apoyarlos también cuando las cosas no van muy bien. Lo más difícil es cuando a veces los dos pueden estar pasando por malos momentos diferentes, y será difícil encontrar consuelo en el otro. Pero depende de su lazo y su esfuerzo salir adelante, y querer perseverar por ver bien al otro.


6. No lograr comunicar bien tus sentimientos

Parte muy esencial de una relación es la comunicación. Pero no todos somos expertos en hacer esto, puede que ni siquiera con nosotros mismos. Será un obstáculo difícil, porque a veces te cerrarás y la otra persona querrá escucharte, y está dispuesta a dar su vida por ti y ver que abras tu corazón y le des una oportunidad. Se requiere de paciencia y mucha disposición para esto.

pareja30Fuente: We Heart It.

7. Que no se integren adecuadamente al círculo del otro

Creo que esta es una de las pruebas más difíciles, pues somos seres sociales y tenemos vínculos muy importantes para nosotros. Que haya un malentendido en este sentido, nos limita a proyectarnos con la persona (nuestra pareja, o amigo), o a tener una vida que divida ambas cosas y al largo plazo puede ser muy complicado. No todas las personas serán mejores amigos, pero sirve de consuelo al menos tener la disposición e intentarlo, que es lo que tú podrás observar para ver qué decisiones tomar. Una cosa es que no se lleven, pero pueden ser agradables, y otra que no se soporten en la misma habitación, y eso sí que es complicado.

Puede interesarte