Por Carolina Mila
4 febrero, 2015

Sabes que te estás haciendo mayor cuando quedarse en cama todo el día se convierte en una experiencia culposa. De lo contrario, seguramente eres menor de 25 años. Disfrútalo mientras dure. Aunque sabemos que no puede suceder todos los días, algunas instancias te dan el derecho a anda en piyama hasta el otro día

1. Cuando estás enferma

A veces hay que aceptar la derrota. Por mucho que te fastidie desperdiciar un día estando enferma, el descanso es lo que te hará sentir mejor de la manera más rápida posible. Si te tomas un día libre del trabajo por enfermedad, realmente tómalo. Quédate en cama. Quéjate. Haz que alguien te traiga sopa de pollo casera. Cualquier cosa que te haga sentir mejor.


2. Después de una fiesta hasta el amanecer

A medida que dejamos de ser jóvenes, sobrevivir a una fiesta hasta el amanecer se hace más duro. Ahora la falta de sueño te pasa la cuenta de cobro. Usualmente en una noche así habrás tomado más de la cuenta. Aprovecha el día siguiente para estar en cama.

dormir11


4. Cuando el clima es un desastre

Como adulto, un aguacero torrencial puede ponerte en un mood completamente diferente. No solo te darán ganas de no salir a la calle, sino que querrás arroparte muy bien y tomar algo caliente. ¡Aprovecha y quédate en cama! Enciende un poco la calefacción, lee un buen libro o simplemente descansa mientras escuchas la lluvia caer.


5. Si eres escritor y puedes escribir desde tu cama

Deberían darle una medalla a la gente que puede escribir desde la cama sin dormirse. Pero si puedes hacerlo, entonces aprovecha y trabaja un poco en piyama. Aprovecha tu home office y por una vez no te levantes de tus cobijas sin dejar de atender el deber. Y no te atrevas a sentirte culpable.

dormir3


6. Si no has visto las series más novedosas del último tiempo

Solo por nombrar algunas, si no has visto “Games of Thrones”, “House of Cards”, “Breaking Bad” o “Girls”, pasa el día en cama viendo una maratón de alguna de estas series obligatorias para la cultura popular. Podrás saber de qué hablan tus amigos. O al menos tendrás algo para entretenerte cuando no tengas nada más que hacer.


7. Después de que tu novia/novio rompe contigo

Regálate al menos un día libre. El torbellino emocional causado por el quiebre de una relación es agotador. Permiso concedido para dormir ese día. Pero a la mañana siguiente debes surgir renovado, como un ave fénix en alza, descansado y listo para ir hacia adelante.

dormir9


8. El primer día de vacaciones del trabajo

Podrías ir a una excursión, andar a caballo, bucear; sin embargo, borra de tu lista una de las muchas actividades que desearías hacer si tuvieras más tiempo, ya que también te has ganado el derecho a no hacer nada. Desquítate y aprovecha que hoy si te puedes saltar esa horrible reunión de la mañana.

Visto en Thought Catalog y Weheartit

Puede interesarte