Por Carolina Mila
8 Enero, 2015

Los individuos felices, tienden a disfrutar sus mañanas. Generalmente tienen algunos rituales matutinos que mejoran su ánimo y le dan propósito a sus días.  Parecen despertarse cada día para prosperar y disfrutar de un nuevo día lleno de posibilidades. No se les hace tarde para llegar al trabajo. Ni corren por su casa medio despiertos en la mañana intentando alistarse para el día.

Según Naomi Teeter, las personas felices comparten muchos de los siguientes hábitos matutinos.

1. Se despiertan sintiendo gratitud

iStock_000055244872_Large

El expresar gratitud está asociado con una sensación de alegría general. Comienzan el día con amor. Esto significa que realmente aprecian su vida y los pequeños tesoros de ella. Practican actos pequeños de gratitud en la mañana expresando este agradecimiento a sus parejas todos los días antes de levantarse de la cama. Puede que también escriban sobre lo agradecidos que están unos cinco minutos cada mañana en un diario que guardan en su velador.


2. Comienzan desde cero cada mañana

iStock_000054453048_Large

Ellos saben que es un nuevo día, para comenzar de cero y hacer algo diferente. Ayer puede haber sido un fracaso total, pero hoy es un día para el éxito y aventura. Los individuos que no se dejan arruinar por un mal día son criaturas resilientes. La resiliencia o capacidad para continuar en la adversidad es una señal que indica el tener un propósito y felicidad.


3. Oran, meditan, o se decretan cosas a sí mismos

iStock_000053034972_Large

Muchas de las personas más felices son espirituales. La oración es una forma de conectarse y de darle gracias al creador. La meditación ayuda a mantener la mente concentrada, calmar los nervios y provee de paz interior.

Las personas felices declaran como será su día. La rutina matutina de Steve Jobs consistía en mirarse al espejo y hacerse una pregunta: “Si hoy es el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?” Y Benjamin Franklin se preguntó cada mañana: “¿Qué buena acción haré hoy?”


4. Leen

iStock_000055158462_Large

Algunas personas felices tienden a leer un poco de la Biblia cada mañana, mientras otras leen citas inspiradoras para comenzar su día. De cualquier forma, convierten el leer literatura de autoayuda en un hábito para así expandir sus mentes y conocimiento. Esto hace que comiencen sus días de una forma positiva, con nuevas ideas que los guiarán en su jornada.


5. Mantienen las cosas simples y no se apresuran

iStock_000054479032_Large

Es difícil apegarse a complejas rutinas matutinas y a metas que son muy difíciles de cumplir. Las rutinas de las personas felices son simples porque las han preparado la noche anterior. Han escogido su atuendo para trabajar, han preparado su almuerzo y han dejado lista la cafetera para el café de la mañana. Una rutina simple limita que las personas deban hacer múltiples tareas en la mañana y asegura que puedan llegar al trabajo a tiempo. El hacer múltiples tareas a la vez puede crear estrés y ansiedad, y robarte la paz durante tus primeras horas del día.


6. Hacen ejercicio

iStock_000054303420_Large

El ejercicio incrementa los niveles de endorfinas que promueven la felicidad en el cerebro, que pueden ayudar a regular algunos de los efectos del estrés, así como también el aliviar algunos síntomas de la depresión. El ejercicio es de alta prioridad para las personas felices, y lo suelen practicar en la mañana para no tener que buscar tiempo para más tarde. Ellos reconocen que la fuerza de voluntad es más fuerte en la mañana.

El ejercicio matutino hace que la sangre fluya y les da más energía para comenzar el día. Un estudio publicado en el Journal of Health Psychology reveló que el hacer ejercicio mejoraba la forma en que las personas pensaban de sus cuerpos, incluso si no perdían peso o mejoraban notoriamente su físico.


7. Respiran aire fresco

iStock_000055131970_Large

Las caminatas matutinas son beneficiales para todas las criaturas. También se ha demostrado que el caminar estimula la creatividad en el cerebro, lo cual no es una mala forma de comenzar el día.

Si tienen un perro, lo sacan a pasear. Caminar con tu perro un kilómetro o dos en la mañana es una forma de ejercicio que tanto los perros como los humanos necesitan del mismo modo. Cuando las personas felices sacan a pasear a sus perros al aire libre, respiran el limpio aire de la mañana, lo cual les da una agradable sensación de vitalidad.


8. Disfrutan de la belleza que los rodea y practican el estar presente en el momento

iStock_000053312434_Large

Donde sea que estén, ya sea en la caminata matutina con su perro o sentados en su silla favorita mirando por la ventana, el tomarse el tiempo para apreciar lo que los rodea puede ser vigorizante para las personas y hacer que se emocionen por el día que les espera. El estar presente los conecta y les hace ver las cosas que son realmente importantes en el momento. Hay un tipo de sabiduría que se adquiere al ser testigo de tu propia vida.

Visto en Mindbodygreen.com