Colaboración por Eder Luis Santander Cjuno
Escritor amateur. Un chico que lucha por sus sueños, solo eso me permite sentirme vivo de verdad.

«Probablemente estés por ahí en estos momentos deseando algo similar. Deseando encontrarnos».

Futura mujer de mi vida, hoy te escribo para decirte que estoy cansado de ver cientos de parejas por ahí. Te escribo esto para que te des cuenta de que te sigo esperando.

Solamente espero que llegues a mi vida y te quedes para siempre. Espero que cada vez que nos sintamos solos podamos hacernos compañía. Que cada vez que necesitemos a alguien solo para compartir el momento estemos ahí juntos. Que simplemente exista un deseo de ambos por querer estar juntos.

large-12

Fuente: We Heart It

Me imagino cómo serás. Una mujer que vuela entre sus sueños sin estar segura con cuál empezar porque todos le apasionan. Una mujer que no necesita nada más que su propio ingenio para sacar esos sueños adelante. A veces tan desordenada que sale desaliñada a la calle y algunas amigas la envidian porque aún así se ve mas hermosa que ellas. Lo que no saben es que su belleza interna es mucho más fuerte que cualquier maquillaje que puedan comprar.

Probablemente estés por ahí en estos momentos deseando algo similar. Deseando encontrarnos. Te imagino en este preciso instante con algunas de tus mejores amigas, las que de verdad merecen tu amistad y con las que te basta.

Captura-de-pantalla-2015-04-08-a-las-11.26.19

Fuente: We Heart It

Aunque tú y yo sabemos que debemos encontrarnos, de algún modo tratamos de negarlo. Decimos a veces que no es lo primordial, que hay otros asuntos más importantes, pero muy en el fondo sabemos que es nuestro mayor anhelo.

Creo que te darás cuenta del verdadero sentimiento de soledad que me embarga y te sentirás un poco identificada. Si estuviéramos de novios y por alguna razón no estuviéramos juntos un día como hoy, me llamarías sin importar la hora para hablar sobre cualquier cosa y yo te escucharía. Nos reiríamos y olvidaríamos los kilómetros que nos separan y por unos instantes nos teletransportaríamos a un lugar al que solo llegamos en nuestros sueños.

Hasta luego.