Por Pablo Román
6 julio, 2017

«Me sentí honrada, realmente me sentí honrada»

A sus 92 años, Gerogiana Arlt nunca pensó que lanzaría las flores en la boda de su nieta, Abby Mershon. Según ABC News, Mershon le pidió a su querida abuela que fuera el centro de atención de la boda. El momento que se logró es adorable.

Facebook/littlerascalstudio

«Me sentí honrada, realmente me sentí honrada«, explicó Arlt. Agregó que «estaba en shock», que «lo hice con gusto» y que está «contenta de haberlo hecho».

Abbey Mershon

Abbey también quería que su abuelo estuviera, pero falleció el año anterior. 

Abbey Mershon

«Mi esposo y yo le pedimos que fuera nuestra chica de las flores frente a toda nuestra familia. Mi abuela gritó de la felicidad, fue tan dulce», agregó.

It's not everyday you get the honor to photograph a 92 year old flower girl! An amazing wedding at the Mankato Golf Club for Abby and Dustin Mershon. Thank you so much for including us on such a blessed occasion <3

Posted by Little Rascal Studio on Saturday, July 1, 2017

 

Puede interesarte