Colaboración por Isabel Vega
Estudiante mexicana de Ciencias de la Comunicación. 23 años. El armario de historias

Porque nunca había estado tan segura de mi felicidad.

No sé cómo explicar lo que sentí al escuchar tu nombre de nuevo. Fue como si nunca lo hubiera escuchado antes. Tu voz entró por mi corazón, lo más probable es que por eso sea ahora tan diferente. Cada vez, haces que entienda menos la razón, y que empiece a alucinar sueños, fantasías que para mí no existían. No quiero otra historia, quiero la nuestra, esa que nunca terminó, y que aún no empieza, pero siempre ha estado ahí.

No quiero ser tu dueña, ni tu jaula. No quiero ser un compromiso, simplemente quiero ser eso en lo primero que piensas, lo que haces con libertad. Quiero ser tu más grande anhelo cuando estas solo. Quiero ser con quien platiques tus locuras, quiero ser esa persona con la que compartas lo más sagrado para ti. En tu vida quiero ser ELLA.

large-5

Con el tiempo he sabido que los chicos buenos están en extinción, pero como tú, no hay otro, y la realidad es que no quiero comprobarlo. Sé que al final del camino, te volvería a escoger, nos volveríamos a cruzar. Es difícil comprender por qué no pasó antes, pero siempre he entendido que los tiempos de la vida son perfectos.

El amor también se gana, el amor no es para los mediocres, ni para los que van en busca de compañía solo porque la sociedad lo ha inculcado de una forma tan estúpida, poniendo reglas de edades, sociedades, y hasta sexo.

El amor no tiene explicación, por lo menos no para nosotros. El amor somos ambos, son nuestras miradas, nuestra esperanza, y nuestra fidelidad a este sentimiento. El amor no tiene fecha de caducidad, solo sé que los autores somos tú y yo.

No importa cómo fue, lo que importa es lo que somos ahora. Nunca he sido amante del tiempo, pero ahora agradezco cada minuto que pasó, porque por fin estás entre mis brazos. Y eso solo confirma que no hay hombre mejor para mí.

Captura-de-pantalla-2015-04-30-a-las-12.04.43

Quiero que volemos juntos, que seamos cómplices de la naturaleza, que valoremos la vida, que escribamos cada historia juntos. Que seamos uno mismo en este mundo. Quiero eso y más para nosotros. Porque ya no es pensar en mi y en ti, es pensar en ambos.

Te tomaré la mano, sentirás que tiemblo de los nervios, esos que me haces sentir cuando estas cerquita de mi. Porque estoy enamorada, y porque soy la más feliz a tu lado. Nada en la vida es gratis, todo cuesta, pero cuando pienso en amor, cuando pienso en ti, todo lo demás se desvanece, y solo permanece tu cara que un día como hoy me conquistó.

Debo confesarte un secreto, tenía un miedo enorme a entregarme, a enamorarme… pero tú has hecho que tome ese riesgo sin pensarlo. Porque nunca había estado tan segura de mi felicidad. Eres el TE QUIERO que siempre quise gritar.