Por Laura Silva
25 junio, 2015

Me cuesta abrir mi corazón para decirte esto, pero ya es hora de hacerlo.

Nunca pensé estar con alguien por culpa, pero es lo que estoy haciendo ahora. Más que culpa, es por no querer pasar por la tristeza de decir adiós.

Soy cobarde, lo entiendo y lo sé. Todo este tiempo juntos debería darme la valentía de ser sincera, al menos. Pero no. Me he vuelto una observadora de nuestra relación que pareciera nunca va a terminar. Espero sentada a ver qué es lo que sucederá. Pero pienso que ya no me mereces.

large-(1)

Preservei.

No he hecho nada malo. No te he tratado mal, ni te he engañado, ni siquiera pensado en otro hombre. Eres mi pareja hace años y te respeto. Cada vez que te miro pienso en el tiempo que llevamos juntos, más jóvenes de lo que incluso somos hoy. Me encanta pensar en cómo me sentía desde el comienzo contigo, cuando todo era magia. Aún lograr generar momentos como esos, y veo esa llama en tus ojos. No es tu culpa, como dice el cliché, es la mía.

A pesar de nuestra larga historia juntos, algo cambió. No puedo decir que haya sido nada en especial. Pasó gradualmente que dejé de sentir el calor de tus abrazos como algo que deseaba encontrar al final de cada día. Muchos hablan que es una etapa, pero pasa el tiempo y sigo así. Y en verdad lo único que pienso, es en el daño que te puedo estar haciendo al ocultarte la verdad.

large-(3)

Jennifer.

La sola duda, el solo haber pensado en algún momento en que ya no te amo y quizás no deberíamos estar juntos, me hace sentir que no te merezco. Que no soy digna de todo lo que haces y expresas por mí. Nuestra relación no ha cambiado, se ha mantenido tal como ha sido. La que cambió fui yo, no sé cuándo, cómo, ni dónde. Pero algo cambió adentro de mí, en mi corazón, como para que ya no sienta el amor que aún veo en tus ojos por mí.

Eres demasiado bueno, excepcional y has marcado mi vida como creo que nadie más lo podrá hacer. No creo volver a encontrar nadie como tú, o que me haga sentir como tú lo haces. Quizás está bien si terminamos, quizás ya no es nuestro tiempo y era solo una etapa. Pero luego pienso, ¿y si me estoy rindiendo antes de tiempo? ¿Si no estoy dando todo lo que puedo por luchar y centrarme en lo bueno que tenemos?

large

Coty Marchese.

Pero cuando me despierto en medio de la noche, pensando en ti y en que te estoy mintiendo, que ya no quiero más besos pero solo porque sí. Me pregunto si tengo miedo a estar sola, o a dejar de sentir todo el amor y lo bien que me haces sentir tú. No quiero dejarte, una parte de mí no te quiere dejar solo por egoísmo, por miedo a que las cosas cambien, dejar estos años de lado para continuar… ¿continuar con qué? Aún ni siquiera lo sé.

Simplemente no se siente bien estar juntos, y pienso que estar separados puede sentirse mejor. Extrañaré tu mirada cada vez que nos encontramos, hablar contigo por largas horas y hasta extrañaré tus besos. Aún me gustan tus besos, pero no creo merecerlos. Entonces creo que es mejor separar nuestras vidas. Tú decides.

Puede interesarte