Por Laura Silva
12 septiembre, 2016

¿Estás enamorada del amor y no de esa persona especial?

¿Estás enamorada de él, o del amor, del gusto de tener una vida en pareja? A veces es difícil distinguirlo, porque una persona puede tener muchas cualidades pero aún así no ser lo que tú deseas o estás buscando. Es mejor saber antes que después, porque la idea es estar con quien amemos de verdad. 

A continuación te presentamos algunas características que tienen las relaciones cuando se basan en el apego en lugar del amor, ¡ojalá que no te sientas identificada!


1. Egoísmo

El amor es desinteresado y uno desea lo mejor para el otro, aunque a veces cueste aceptar decisiones que involucren estar a distancia, por ejemplo.


2. Amor tóxico

El apego hace que te sientas tranquila sólo cuando estás con él. El amor es aceptar y tener confianza, además de poder vivir tu vida de forma independiente.


3. Ansiedad

Cuando sientes apego quieres saber exactamente qué pasará, dónde estarán a cada momento. En el amor hay confianza de que podrán resolver y avanzar juntos hacia su futuro.


4. Control

El apego hace que uno quiera tener todos los factores claros, el amor permite la libertad.


5. Apatía

El amor te da energía, te motiva. El apego te inmoviliza.


6. Carga

El apego exige y controla, mientras que el amor permite el crecimiento.


7. Lucha por el poder

El apego hace crea sensaciones de desequilibrio, en que la pareja comienza a luchar por quien “tiene el poder” en la relación. En el amor, ambos intentan empoderarse el uno al otro.


8. Fecha de vencimiento

Cuando uno está enamorado no imagina que en algún momento la sensación pueda pasar, y si algo dificulta la relación, se buscan soluciones. El apego mantiene la idea de relación si ciertos factores están alineados.

9. Demasiado fácil

A veces el apego incluso se da porque es “muy fácil” estar en pareja, es más difícil que comprometerse y aceptar que uno puede sufrir mucho en el proceso. Porque el amor es difícil, eso es innegable.

Puede interesarte