Por Candela Duato
26 enero, 2015

Cuando estés en el proceso de transición hacia la adultez, podrás darte cuenta que tu vida se va trazando gradualmente por tus logros.

No recordarás cada día de trabajo, pero sí te acordarás de cómo triunfaste con alegría. Puede que no recuerdes cada examen que diste, o cada puntaje que obtuviste. Pero recordarás la entrega de tu diploma.

Lo mas difícil de la adultez es reconocer que la realidad no es tan glamourosa como creías que sería. Nunca te diste cuenta de que cada noche, después de que tus padres te arroparan en la cama, bajaban a discutir su estado económico y a pensar en cómo reducir los gastos. O cómo ahorrar unos meses antes de Navidad para poder comprarte toda tu lista de regalos. Eras felizmente ajeno a todas las dificultades de la vida.

Una vez que te gradúas en la Universidad, parece como si todos los que conocías se dirigieran a un camino diferente.

Algunos irán a la escuela de posgrado, otros tendrán empleo, otros abandonarán el país… Y ahí estas tú.

large-5

Ya no estáis todos juntos. Ahora eres sólo tú y el mundo. Y te sientes perdido.

Creo que la clave para mantener el control sobre tus sueños al graduarte es escribirlos. Pido disculpas si estuviste leyendo este artículo hasta este punto, para encontrarte este cosejo tonto. Pero para mí, esto ha marcado la diferencia. Es fácil renunciar a el trabajo ideal en una ciudad que está al otro lado del país y en la cual no conoces a nadie. Está bien encontrar un empleo mediocre porque será el único que te permitirá comer en este minuto. El único problema con asentarse y tener miedo de arriesgarse, es que puede que nunca dejes esa zona de confort.

La transición a la adultez es un proceso, no es un salto a ciegas, tienes que ir a tu propio ritmo. Está bien no estar feliz con tus circunstancias actuales, eso te da una oportunidad para crecer y así ser una persona fuerte y mejor candidato para cuando tu trabajo ideal aparezca…y te prometo que así será.

Aprende a celebrar tu crecimiento, no sólo tus logros. El crecimiento es un indicador de que un logro viene en camino. Mantén la motivación para mejorar, para impulsarte a tu próximo empleo del cual disfrutaras cada minuto. Mantén el progreso para así llegar a tus sueños, aquellos que escribiste y leíste todas las mañanas.

Visto en Thought Catalog. 

Puede interesarte