Por Josefina Pizarro
14 octubre, 2016

Además de hermosos suéters, claro.

Tejer forma parte de una tradición que lleva prácticamente miles de millones de años formando parte de la cultura del hombre. En el pasado era una necesidad para la fabricación de ropa, abrigos y mantas, pero hoy pasa a ser un pasatiempos con muchos más beneficios de los que crees. Te dejo con 10 excelentes beneficios para tu salud que puede traer tejer a palillos y a crochet. 

El hacer punto, ganchillo y otras artesanías a base de lana han sido populares durante millones de años.


Mientras en el pasado tejer era una necesidad para la fabricación de ropa de abrigo y mantas, ahora es un pasatiempos que personas de todas las edades disfrutan. ¡Siempre es algo satisfactorio para hacer con las manos! Pero es más que hacer uno mismo un suéter o un par de calcetines suaves. De hecho, resulta que es mucho más.

Tejer en realidad trae consigo muchos beneficios que aumentan la salud. Además de ser una habilidad clásica, la creatividad que se puede lograr con ella simplemente no tienen límites.

Y si aún no te animas a tejer, ¡estos 11 increíbles efectos secundarios inesperados podría convencerte a hacerlo!

1. Calma la ansiedad.

Además de relajarte físicamente, tejer también alivia tu estado mental. Para muchos, tejer es un modo de meditar y permite a la mente hacer una pausa y reorientar, aliviando las preocupaciones.

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

2. Mantiene los dedos ágiles.

Tejer y hacer crochet requieren una serie de movimientos pequeños y precisos, a menudo ejecutados rápidamente. Este repetitivo ejercicio en realidad es ideal para mantener las articulaciones de los dedos flexibles y los músculos tonificados en las manos. Puede parecer contradictorio, pero mantener los dedos en movimiento para hacer punto es ideal para el mantenimiento de la movilidad en las personas con artritis.

No está de más decir que, como cualquier actividad, hay que ser suave y no excederse, asegurándose de tomar descansos frecuentes para estirarse.

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

3. Reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Si tejes o haces crochet, sabes lo relajante que se siente después de concluir una buena sesión. Pero relajarse es mucho más que sentirte bien, ¡es saludable! La relajación disminuye los niveles de la hormona del estrés cortisol que, en exceso, es perjudicial para el corazón y el sistema circulatorio. Y para que recordar que el estrés puede causar todo tipo de otros problemas de salud desagradables.

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

4. Ayuda a combatir el dolor.

Tejer requiere concentración, por lo que tienes que tener tu cabeza al 100% en tu obra y no en, por ejemplo, el dolor. Las personas con dolor crónico pueden encontrar en tejer algo que les permita pensar en otra cosa y no en el mal que los aqueja. No es sólo físico, personas con depresión clínica y trastornos de alimentación han informado que se sentían mejor después de tejer.

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

5. Reduce la costumbre de comer.

Si tus manos están ocupadas, ¡no puedes recurrir a la comida chatarra! las personas que tejen tienden a ser menos propensos a participar en la costumbre de comer, por lo que tienden a tener mejor dieta. Si estás buscando comer más conscientemente, trata de tejer mientras estás pasando el rato en casa o viendo televisión. Tus manos estarán ocupadas en el proyecto y no podrán sacar papas.

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

6. Mantiene tu cerebro saludable por años.

Estudios han demostrado que entre las personas de mayor edad, los que hacen punto o crochet tienen menor probabilidad de deterioro cognitivo relacionado con la edad o la pérdida de memoria.  Entre las personas de 70 y 89 años de edad, los estudios mostraron que los tejedores tenían el cerebro y los recuerdos más saludables.

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

7. Mejora tus habilidades en matemáticas.

Lo creas o no, puedes mejorar muchísimo tus habilidades en matemáticas sin hacer miles y miles de ejercicios de aritmética. Tejer y hacer crochet es contar, contar, multiplicar, medir y estar atento a los patrones, lo cuales son, bingo, habilidades matemáticas. Cuando se teje, se hace esto inconscientemente, pero el efecto sobre el cerebro es el mismo. Una fuerte habilidad en matemáticas.

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

8. Mejora tu memoria.

Al igual que con las matemáticas, tejer tiene que ver con recordar lo que se está haciendo. Cuando es momento de tejer de revés, hay que ver que color viene después y el número de filas entra en qué parte. Todo esto afecta positivamente tu memoria, por lo que mientras más se use, más fuerte será tu memoria, ¿qué tal?

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

9. Te da un sentido del propósito.

Uno de los peores sentimientos es sentirte como que estás ahí, sin hacer nada. Sin embargo, tener un proyecto con objetivo es un sentido. ¿Quieres conocer esa meta, quieres saber cómo se siente estar cada vez más cerca de tu objetivo? Es inspirador y reconfortante.  Aún mejor es crear regalos hechos a mano para tus amigos y familiares, o bufandas y guantes a los más necesitados. La sensación de crear algo para alguien que quieres es enriquecedora.

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

10. Aumenta la confianza y la autoestima y al final, tienes un producto hecho por ti mismo.

Si estás trabajando en un proyecto y lo completas es una de las satisfacciones más grandes del mundo. Puedes mirarla y decir “¡Lo hice, yo lo hice!” Imagina ese momento lleno de gloria, poder transformar un trozo de hilo en algo usable, ¡es genial! y eres lo mejor por intentarlo y lograrlo.

Junto con el sentido del logro y tu enorme capacidad, también tienes un producto fresco frente a tus ojos, lo mejor es que es realmente único en el mundo. Puedes hacer lo que se te plazca, desde una manta, un suéter o un pañuelo con tus colores favoritos. ¡Inténtalo! Fallarás al principio, sí, pero no hay mejor satisfacción que algo hecho por ti mismo.

Macarena Salinas/UPSOCL
Macarena Salinas/UPSOCL

¿Cuál te ha gustado más? ¿Te animas a coger unos palillos y empezar a tejer?

Puede interesarte