Por Juan David Montes
17 agosto, 2016

“Salía todo el tiempo porque me sentía muy triste. Continué bebiendo y el uso de drogas se hizo más frecuente y comencé a usar drogas más fuertes”.

Para Kayley Chabot la moda no es un asunto colorido. Comenzó a modelar cuando tenía 13 años. A los 15 firmó su primer contrato con la agencia neoyorquina Ford Models. A los 17 se retiró. Ahora tiene 19 y ha hecho pública su denuncia en contra de esta industria, a la que acusa de inducirla a sufrir de trastornos alimenticios y adicción a las drogas.

#tbt Vogue Italia Couture Supplement September 2013 ❤️

A photo posted by Kayley Chabot (@kayleychabot) on

En su primer casting le dijeron que tenía que perder peso, pues su cadera era 6 centímetros más ancha de lo “normal”, así se lo contó al medio británico Metro:

“Era muy joven, me lo tomé en serio. Los oí llamarme gorda y yo prácticamente dejé de comer”.

#tbt Calvin Klein SS13

A photo posted by Kayley Chabot (@kayleychabot) on

Con el objetivo de perder peso, Kayley consumió laxantes, se excedió en sus rutinas de ejercicio y se indujo vómito.

Como resultado de esta situación, la entonces modelo empezó a perder cabello y a desmayarse con frecuencia.

“No podía soportar todo el día en la escuela y llamaba a mi mamá para que me recogiera porque estaba muy débil o había tomado muchos laxantes”.

belly rub #notsosexy @georgiahilmer

A photo posted by Kayley Chabot (@kayleychabot) on

A pesar de trabajar para Calvin Klein, Alexander Wang y Valentino, Kayley cayó en una depresión tan profunda que tuvo que ser hospitalizada. Su psiquiatra le aconsejó que se retirara del modelaje pero ella fingió un supuesto bienestar y continuó con su carrera sobre las pasarelas.

La joven aparentaba llevar una dieta sana pero en realidad ella continuaba vomitando todo a propósito.

2 days till canada ~ need snow & family love ⛄️ #london #sick #tired

A photo posted by Kayley Chabot (@kayleychabot) on

Su depresión la condujo al abuso de alcohol y al consumo de drogas:

“Salía todo el tiempo porque me sentía muy triste. Continué bebiendo y el uso de drogas se hizo más frecuente y comencé a usar drogas más fuertes”.

Pero en 2014, justo después de presentarse en una pasarela parisina, Kayley renunció al modelaje.

Después de recuperarse se ha dedicado a la enseñanza sobre nutrición en Bali (Indonesia) y también a través de sus cuentas de Instagram y YouTube.

A photo posted by Kayley Chabot (@kayleychabot) on

Ahora considera que el problema es que la industria de la moda emplee a mujeres tan jóvenes:

“Creo que si yo hubiera sido mayor, no hubiera sido tan malo”.

Salvó su vida a tiempo.

Puede interesarte