Por Macarena Salvat
22 abril, 2015

Tu vida como mamá puede ser caótica, pero también hermosa. 

Ser padres nunca ha sido fácil. Es una decisión que conlleva responsabilidad y amor en todas las cosas que hagas con tus hijos. Debes preocuparte de criarlos bien, de que no pasen por cosas negativas y de que aprendan a ser mejores personas siempre. Sin embargo, existen ocasiones en las que te gustaría estar sola y tener un momento de paz, pues tus hijos han vuelto caóticos tus días y no sabes qué hacer.

Pero cálmate, no todo está perdido. Verás que con amor y paciencia puedes lograr sobrevivir a la crianza, sobre todo si sigues algunos consejos.

Dales a tus hijos comida saludable, por lo menos dos veces al día. Cuando tus hijos se alimentan bien son mucho más felices y te lo agradecerán. A veces habrá días en los que coman vegetales, frutas y alimentos no grasos, pero también habrá días en los que les toque consumir helados, nuggets de pollo, dulces, entre otros. Y eso no está mal, pero no debes hacer que sea todos los días y en todo momento. Mantén el equilibrio.

crianza3Fuente: We Heart It

Envíalos a dormir temprano, sin importar si sea necesario. Puede que hayan momentos en los que quieran dormir contigo para no sentirse solos. Está bien aceptarlos en tu cama de vez en cuando, pero no los acostumbres, pues es importante que les enseñes a tener su independencia y no vivan pegados a ti todo el tiempo. Verás cómo las cosas irán mejorando cuando se den cuenta de que pueden estar un momento sin ti, aunque tú estés en la sala y ellos jugando en su dormitorio.

Además, debes preocuparte de que estén bien vestidos. Mientras no sufran de calor o mueran de frío, todo está bien. No te obsesiones con el estilo, la idea es que se sientan cómodos, así que no te molestes si prefieren usar esa camiseta de superhéroe favorita, en lugar de la camisa que tanto te gusta. Si cree que se ve bien y le gusta estar así, entonces es eso lo que debería importarte, no luches con eso.

crianza4Fuente: We Heart It

Quizá no lo creas, pero la televisión puede tener un gran poder para calmar a tus hijos y mantenerlos ocupados y atentos a la infinidad de colores e imágenes que ofrece. No te sientas culpable si tus hijos saben de memoria los diálogos de «Hora de Aventura» o cualquier serie infantil. A veces permitir que pasen tiempo mirando el televisor puede otorgarte unos minutos para ti misma, en los que puedes leer un libro, dormir una siesta, o incluso sentarte a mirar la televisión con tus hijos.

No importa si son horas o sólo algunos minutos, tienes un momento en el día en el que puedes hacer lo que tú quieras sin que nadie te interrumpa. Y si no, pues puedes buscar el horario en el que emiten la serie favorita de tus hijos y agendar una cita con tu almohada.

crianza2Fuente: We Heart It

Puede interesarte