Por Ignacia Godoy
13 noviembre, 2016

Comer apio y lechuga no es la única forma de prepararse para el verano.

Cuando se nos acerca el verano estamos más preocupados de cómo se nos verá el bikini o el traje de baño y no parecer una ballena varada en la orilla de la playa. Por eso algunas mujeres más drásticas empiezan a comer nada más que cosas verdes y prefieren morir de hambre a verse un poco mas rellenitas para cuando se vayan a tomar sus vacaciones. (creo que yo como más de lo necesario siempre la verdad, pero soy un caso atípico)

Bueno, ahora te tenemos algunos tips para que no tengas que quedarte famélica por no comer. Son más simples de lo que crees y no sufrirás haciéndoles caso.


1. Ingerir alimentos diuréticos

Este tipo de alimentación ayuda mucho a las personas que retienen líquidos, que al parecer y como nos muestran los comerciales de yogures digestivos, somos mayoritariamente mujeres. Así que la manera de combatir este problema no es comprando el alimento que te dicen te hará ir al baño, si no que ingiriendo algo tan simple como té y café.

En el primer caso cuatro tazas al día es lo máximo que puedes consumir y te disminuirá la cantidad de colesterol que absorba tu cuerpo. Y aunque no lo creas el café aumenta la capacidad con la que trabajan tus músculos y alivia la fatiga. ¡Y no olvides el mate!, que es un laxante por naturaleza.


2. Comida que reduzca la ansiedad

Con la cantidad de cosas que tenemos que hacer en un día es muy fácil que terminemos estresados o con un poco de ansiedad. Porque la verdad es que la exigencia de la modernidad es bastante terrible ¿no?. Bueno, para eso hay una solución un poco más fácil que terminar en el manicomnio.

Preocúpate de ingerir alimentos que sean ricos en fibra, como cereales integrales, semillas, frutos secos y tomar mucha agua. Además, sabemos que esta parte quizás sea difícil, tienes que hacer un poco de actividad física. Créeme que será muy distractor y te ayudará a calmarte. ¡Vamos que se puede!

 


3. Comer cosas que quemen grasa

Hay ciertos alimentos que te ayudan a quemar grasas. ¡¿Qué?! Sí, controla tu emoción. Por ejemplo, el jengibre, ají, té verde, café en grano y el mate (preciado mate al parecer), te ayudan a quemar esos rollos de más, porque te generan calor en lugar de energía. Pero cuidado, si eres hipertenso o tienes problemas cardíacos, gastritis o úlceras, no te lo recomendamos.

¿Qué te parecieron estas recomendaciones? Además de estos tres puntos, también te pueden ayudar las almendras, los vegetales verdes que te harán sentir satisfecho. O puedes cocinar con harina de avena, que siempre será útil sobre todo para nivelar los niveles de azúcar en tu sangre.

Ahora, ¡a practicarlo!

Puede interesarte