Por Emilia García
6 mayo, 2015

No sé tú, pero para mí, la confianza es algo muy difícil de recuperar. 

Uff, infidelidades, ¿que tema tan complejo no? A mi, personalmente, nunca me han sido infiel (no que yo sepa). Sin embargo, a una muy buena amiga acaban de engañarla hace un par de semanas. Ella lo amaba, nunca la había visto así por alguien, y el muy ?/)(&/% la engañó. Hace tiempo no veía llorar a alguien así, por lo que tuve que ponerme en sus zapatos para ayudarla y aconsejarla. Ella quería volver y perdonarlo a toda costa, sin embargo, no pude dejarla hacerlo. No por lo menos hasta que pensara bien las cosas.

No. no tengo la verdad con respecto a esto. Para algunas el perdón puede ser relativo, puede depender de las circunstancias, del contexto, de su pasado juntos, y de muchas cosas. Y las respeto. Sin embargo para mí, las cosas no son así. Tíldenme de extremista, pero, no soy partidaria de continuar una relación después de una infidelidad. ¿Por qué? las razones son varias, pero la principal es la confianza.

large

Fuente: We Heart It

Ok, pongámonos en el caso hipotético de que este chico no vuelva a cometer una infidelidad, lo que de por sí ya es muy difícil pues si ese código llega a romperse una vez, lo hará cientos de veces, pero, seamos optimistas. Aunque no volviese a hacerlo, yo no podría estar tranquila cada vez que sale solo pensando que lo volverá a hacer. No es que sea de esas mujeres que temen cada vez que sus novios salen, ni tampoco de las que desconfían o los llaman cada dos segundos. Y no quiero serlo. Amo que mi novio salga con sus amigos y yo salir con las mías. Pero después de una infidelidad esa parte de mí se iría. Tampoco es que sea una persona insegura, sin embargo la confianza ya está completamente quebrada, y, de verdad, no sé si podría vivir diariamente con esa inquietud cada vez que no estoy con él. Además, si tuviera la mínima esperanza de que alguna vez recuperaría la confianza, quizás lo intentaría, pero sé que no sería así. Eso simplemente no va con mi personalidad. 

Captura-de-pantalla-2015-05-05-a-las-17.22.27

Fuente: We Heart It

Parece que prefiero sufrir inmensamente por un par de meses, acabarme todo el papel higiénico de mi casa secando mis lágrimas, hacer la vida de mis amigas y familia un poco más pesada por un tiempo, encerrarme, desaparecer, comer botes de helado, ver masoquistas películas románticas, y superar esta terrible desilusión, que vivir eternamente con ese miedo teniendo a esta persona a mi lado.

Además, si una persona no fue capaz de valorar lo que tenía y me engañó, simplemente no merece mi amor. Me quiero lo suficientemente a mí misma para dejarme pasar a llevar de esa manera. 

Tampoco me atrae una persona que es capaz de serle infiel a otra. No digo que de vez en cuando no miremos hacia el lado, es algo natural del ser humano y todos lo hemos hecho, sin embargo, la infidelidad como tal no es una característica que quisiera que el hombre de mi vida tuviese. 

Y, por último, es simple. Quien es capaz de hacerte eso, simplemente no te quiere. Sin excusas. 

Puede interesarte